23 marzo 2014

Suárez: una transición inacabada

Ha fallecido Adolfo Suárez, después de pasar once años muerto en vida. Mucho se puede hablar de él. Bien y mal. De todo. Y no soy de los que cuando alguien muere se ve en la obligación de hablar bien del fallecido.

Viví la transición como una época de ilusión y de esperanza, de movilización y de crítica, de cambio político. Critiqué con todas mis ganas a Suárez y voté no a la Constitución. Sin embargo, el paso del tiempo me ha hecho comprender que en aquel momento era difícil haber ido más allá.

Pasamos de la dictadura a la democracia –incipiente pero democracia-- y Suárez tuvo mucho que ver. Viniendo del franquismo fue capaz de acometer reformas que permitieron dar un salto cualitativo, el principio de lo que debía ser.

Pero recordemos la situación, por un lado, ETA matando día si y día también, por otro lado la mayoría de los militares, la Iglesia y los franquistas tratando de mantener el viejo régimen. A todo eso, únase la oposición institucionalizada de los partidos constitucionales. No, no fue fácil.

Suarez Constitución

Hoy, sentados en nuestro sillón del 2014 podemos ver que hubo dificultades casi insalvables para ir más lejos. Suárez, estoy convencido, que hoy pensaría que esta Constitución que tanto defendió hace treinta y seis años necesita importantes reformas, que entonces se quedaron en el tintero.

A diferencia de esos políticos que le han sucedido, Suárez cambió y supo moverse donde debía, mientras que sus sucesores no han sido capaces de renovar nuestra ley de leyes. A sabiendas de que es necesario, han mantenido y mantienen nuestra Constitución invariable –salvo para anteponer intereses bastardos a intereses generales—, cuando hoy es espurio mantener invariable unas normas que no responden a los intereses ciudadanos.

Lo que seguramente nunca pensó Suárez es que esta Constitución que fue necesaria en aquel momento, tuviera que durar treinta y seis años y que se convirtiera en algo inalterable. Estoy convencido de que este hombre que fue capaz de cambiar en aquel momento, hoy vería necesario las modificaciones que demanda la ciudadanía, las que los políticos de los dos grandes partidos no son capaces de acometer.

No añoro a Suárez, pero reconozco que fue un hombre honrado, que supo estar a la altura de las circunstancias y que cumplió con su deber. Son sus sucesores los que han bajado el listón y nos han abandonado, haciendo que aquello que pudo ser un paso –el primero de la Transición-- hacia un estado democrático, se haya quedado en una democracia de baja intensidad y obsoleta.

Al menos, es justo devolverle el honor  --ha sido una figura muy denostada-- y el reconocimiento a esa valentía que demostró, aunque hoy nos parezca poco, aunque la Transición se haya quedado corta e inacabada, pero eso hay que apuntárselo a sus sucesores, el dio el primer paso, los otros siguen, sin pasar página, abrazados a esa Constitución que tantos privilegios les sigue otorgando.

Salud y República

4 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Hay que ver a todos los que le traicionaron (rey incluído) en la hora de las honras...

Javi GUANARTEME dijo...

Correoto tu análisis, aunque yo no se si todo aquello fue obra de Suarez o seguía un guión magistralmente escrito por otros.

Lo que si es cierto es que era una persona cercana, que se preocupaba de la gente llana, por lo menos más que todos estos ppsoes de ahora.

Y también es cierto que en aquella época se respiraba libertad, algo que hoy no sabemos correctamente lo que es.

Saludos.

Genín dijo...

¿Te imaginas a Rajoy renunciando a la presidencia?
Suarez lo hizo con un par.
Pues eso...
Que descanse en paz.
Habría que empezar porque se cumpliera la Constitución vigente antes de hacer una nueva que quizás nunca se cumpliría como ya ocurre con esta,además, el tema no está escrito en un papel si no lo está en nuestros corazones.
Salud

奇堡比 dijo...

監聽器材
離婚諮詢
監聽手機
財產調查
電話監聽
網路詐欺
女人偷腥
肉體外遇
商業調查
信用調查
婚姻諮商
婚姻問題
老婆外遇
外遇處理
筆跡鑑定
挽回婚姻
老公偷腥
男人外遇
丈夫外遇
婚姻諮詢
感情諮詢
挽回感情
老婆偷腥
工商徵信
商標侵權
市場調查