21 enero 2014

La homosexualidad y la hipertensión

Desde luego no dejamos de llevarnos sorpresas con la curia católica.Y es que la SICAR (Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana) y sus sicarios siguen en la misma línea, a pesar de los nuevos aires que parece traer el Papa Francisco.

Precisamente un cardenal español, Fernando Sebastián, el primer nombrado en la época ‘renovadora’ de Francisco, ha hecho unas declaraciones recalcitrantes, las mismas que ha mantenido la mayoría de la jerarquía española hasta hoy, haciendo dudar de los cambios que parecían llegar con los nuevos tiempos.

Unas declaraciones que no hacen sino constatar que la Iglesia sigue instalada en el siglo XIX. Y la verdad mientras que sea en cuestiones de fe me importa un pito, lo grave es que no son capaces de seguir aquel principio de “dar al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios” y quieren darse a sí mismos lo del Cesar y lo de Dios.

sacerdotes franquistas

Así, Fernando Sebastián ‘moderno’ cardenal ha dicho que la homosexualidad es una manera deficiente de manifestar la sexualidad. Y que como pasa con la hipertensión, se puede curar con un tratamiento. Vamos, una maravilla. Por cierto, que este obispo ‘moderno’ ya en 2007 demostró su calaña, pues invitó a los católicos a que votaran a Falange, la formación que defendía a la Iglesia.

¿Qué habría que hacer ante un sicario como éste? En primer lugar, visto sus antecedentes no haberle nombrado. Una vez que lo ha sido, al menos, aunque sepamos que no cambiará de pensamiento, la jerarquía eclesiástica debería desmentirle y llamarle al orden. Claro que si el jefe sigue siendo Rouco, seguro que, por el contrario, habrá recibido felicitaciones.

Sin embargo, Rouco no es el gran jefe de la SICAR. Y son muchas las personas que han visto en el nuevo Papa una inyección de cambio por las manifestaciones que ha hecho desde que fue coronado. Siempre he mantenido que hablar es fácil y que al Papa habría que juzgarle –no en temas de fe, de los que al carecer de ella no se me ocurre opinar— por sus actuaciones y no sólo por lo que dice.

Es verdad que es pronto, y que seguro que es difícil moverse entre una curia carca y reaccionaria, pero el movimiento se demuestra andando y Francisco sólo ha hecho, que sepamos, hablar, sólo hablar. Ahora le toca mover ficha.

Últimamente está teniendo ocasiones para hacer algo más que manifestarse. Por ejemplo, en el tema de la pederastia, donde podía haber sido más contundente y simplemente la ha condenando, pasando por encima como si fuera una cuestión venial. A tal respecto recordamos cómo su antecesor había declarado que apartaría, no sólo a los culpables, sino a todos los que encubrieran los hechos. Bueno, pues Benito XVI no lo cumplió, pero es que Francisco ni tan siquiera lo ha prometido.

Y respecto a lo declarado por el obispo Sebastián, nombrado durante su reinado, ¿qué tiene que hace un Papa como Francisco que manifestó que los homosexuales no deberían ser juzgados y marginados? ¿Acaso no tiene que salir al paso o es que lo que dijo no es sino una reflexión en la que no cree? Si no actúa se le estará viendo el plumero y sus palabras habrán perdido fiabilidad. Serán palabras huecas que se las lleva el viento. Debe llamarle al orden y exigir una rectificación, como mínimo.

Si la Iglesia católica quiere cambiar tiene que empezar por moverse y no sólo hacer declaraciones grandilocuentes que se quedan en eso. Ahora tiene la oportunidad de llamar a este obispo y hacerle rectificar y recordarle cómo debe comportarse. Si no lo hace habrá perdido otra oportunidad de demostrar que cree sinceramente en esas palabras que han creado unas expectativas de apertura y progresismo en una de las instituciones más retrógradas del planeta.

Hasta ahora ha dado la callada por respuesta. Y es que hablar es fácil, otra cuestión es actuar. Por cierto, alguien tendría que decirnos, como ocurre con la hipertensión, la dieta a seguir para evitar que nos suba la homosexualidad y si los medicamentos para su contención los distribuye la Seguridad Social.

Salud y República

6 comentarios:

David Moñino dijo...

Cuando lo vi en las noticias ya me pareció que no me faltaba nada más por ver en este mundo, a pesar de que no me sorprende en absoluto.

La Iglesia es una institución retrógrada y clasista, y desde luego intolerante hasta la médula.

Este cardenal, estoy convencido, de que es homosexual y esta su forma de disimularlo. Las formas ya van con la represión sexual que debe estar sufriendo, digo yo.

http://www.damobe.com

mariajesusparadela dijo...

Empezó mal el año, Francisco. Primero con lo de la pederastia, que no solamente hay que reconocer y segundo quedando callado ante la "hipertensión" de su reciente nombramiento.

Genín dijo...

Me has dejado preocupado, yo tengo hipertensión, a ver si cualquier día me empiezan a salir plumas y empiezo a cojear... :(
Salud

Neogéminis dijo...

Unas declaraciones tan faltas de seriedad como recalcitrantes. De veras me extraña que no le hayan llamado la atención. Por lo que sé, el actual Papa piensa distinto. Aquí se viene desatando cierta polémica sobre ciertos curas que no rechazan de plano los matrimonios igualitarios y la eventual adopción por parte de estos, al menos han comenzado a considerar la situación, y precisamente el obispo que ha salido a poner en jaque al cura que se ha animado a tratar el tema, está siendo investigado por Roma, a causa de varias denuncias en su contra. Quiero creer que al menos ciertos cambios positivos se van a llevar adelante durante este papado.

Un abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

Lo que no debe o no quiere saber ese cardenal es que la homoxesualidad es solo la libre eleccion de la sexuualidad, pero no es ni enfermedad ni delito como si lo es la pederastia a la que nos tienen acostumbrados muchos miembros de la iglesia católica.
Salud,República y Socialismo.

奇堡比 dijo...

婚姻挽回
感情問題
男人偷腥
網路外遇
商業徵信
信用徵信
財產徵信
新竹徵信
新竹徵信社
債務處理
女人外遇
婚姻挽回
徵信社
捉猴
海外抓姦
離婚證人
智慧財產權
尋人討債
女人外遇
抓猴
如何找徵信公司
搜證
大陸小三
台南徵信社
高雄偵探社
台南偵探社