24 enero 2014

¿Bajada del IVA cultural? Y una…

Escuché algo en el telediario a medias y me produjo una cierta satisfacción y pensé: “vaya parece que Wert y Montoro se han dado cuenta y han cedido”. Pero como no lo había oído bien, busqué en Internet y encontré la noticia. Lo que me produjo dolor de estómago.

Y es que este gobierno se va descubriendo, se va desenmascarando cada vez que toma una decisión. Y además en el caso de Wert y Montoro, con esa prepotencia y soberbia que les caracteriza, se les nota más. Hay que reconocerles desparpajo y que no se cortan cuando toman decisiones a favor de los suyos. Un tipo al que sus beneficiarios deberían hacerle una estatua.

Pues sí, resulta que ha bajado un IVA cultural, el que se refiere al mercado de arte. Desde ya, la compraventa de arte tendrá un IVA reducido y en vez de un 21% será del 10%. O sea que ya saben ustedes, con toda la tranquilidad, pueden dedicarse a comprar y vender obras de arte, algo que como todo el mundo sabe es una actividad muy popular.

Del resto del IVA cultural, ni flores. Hoy asistir a un concierto, a un cine o teatro, entrar en museos u otras actividades sigue teniendo el 21% de IVA como debe ser. Ya se sabe, todos a todas horas compramos y vendemos obras de arte, mientras que casi nadie va a un museo o un cine. Total que como se puede ver se beneficia a una mayoría. Eso sí, el fútbol, como ustedes saben, un espectáculo limpio y sano, sin trampas ni cartón, sigue con el 10% de IVA,

IVA Cultura

Pues ya saben lo que tenemos que hacer. En vez de ir al teatro, podemos comprar un Velázquez, o en vez de visitar un museo compramos la obra que nos gusta que para eso ha bajado el IVA. Alegrémonos todos: a poner un Picasso en casa, que ha bajado el IVA.

Ya lo ven, no dan puntada sin hilo. Se les ha criticado por el IVA cultural y ellos han bajado ese IVA a quien es de los suyos, a quienes les importa. Porque ya me dirán ustedes quién puede comprar obras de arte. Vamos cualquiera de nosotros tenemos la casa llena de Barcelos o de Dalís. Bueno pues ahora mejor, más barato. Había que reducir el IVA elitista.

De eso sabe mucho el ministro Wert –el ministro más contestado, más abucheado y peor valorado de todos los tiempos— y el ministro Montoro –mentiroso y soberbio-- que siguen haciendo favores a su gente. Bien sean colegios privados, Iglesia católica o coleccionistas de arte. Por supuesto, a costa de hacer debilitar este Estado y de ensanchar más la brecha que separa a los poderosos de los débiles. 

Por cierto, estoy seguro de que alguien se va a alegrar muchísimo, ¿recuerdan ustedes cómo se hizo la fortuna Bárcenas? Pues eso, su mujer, esa coleccionista y comerciante de obras de artes, lo agradecerá eternamente.

Salud y República