05 noviembre 2017

Lo que el PP tapa con el Procés Català

El llamado Procés Català está dejando en la cuneta asuntos de primera importancia, de los que, al parecer, los medios apenas dan cobertura. Y no es que no tenga importancia lo que ocurre en Cataluña, que la tiene, pero hay vida al margen, también.

Parece que todas las noticias negativas que se producen tienen que ver con Cataluña. Que si hay cientos de empresas que se van, que si se rebajan tres décimas las previsiones del PIB, que si se han gastado seis millones en el referéndum del 1-O, que si las empresas de rating nos quieren bajar la calificación, que si el turismo ha bajado un 20% en Cataluña, que si el paro ha aumentado más que en otras comunidades, etc. etc. Y todas naturalmente por culpa de los independentistas.

No voy a entrar en responsabilidades, que ya lo he escrito en más de una ocasión, baste decir que independientemente de los errores cometidos por unos y otros, la cerilla que incendió el fuego se la debemos a Rajoy y a su gobierno con el empeño de cargarse un estatuto que fue aprobado por todo el mundo menos por él y su partido, incluido el Parlamento español, el Parlament y los ciudadanos catalanes.

Pero sí quisiera hablar de otras noticias que pasan o han pasado casi desapercibidas y que son de primera magnitud, a mi modesto entender. Por ejemplo,
  
·        La insensibilidad y la insolidaridad mostrada por el gobierno Rajoy que ha conseguido batir el récord de ser el país que menos refugiados ha acogido. Mientras que Europa, también incumplidora y remolona ha acogido al 25% de los previstos, Rajoy y sus muchachos lo han hecho al 11%. Y si quieren ustedes, hablamos de las condiciones de cuarto mundo que tienen los CEAR (Centros Españoles de Ayuda al Refugiado), que constantemente denuncian ONG de primer orden.

·        El PP ha sido acusado, sin ambages, de corrupción, de manejar una segunda contabilidad con la que se ha financiado y ha jugado con ventaja en las campañas electorales. Algo que se sabía pero que ahora ha adquirido una veracidad sin tacha. Los casos Púnica e Inelsa han marcado un hito mayor en los juzgados.

·        Parece que Ruiz Gallardón está a punto de ser imputado por el caso Lezo y que su sucesora Ana Botella ha sido demandada por la venta de pisos sociales a un fondo buitre, por valor muy inferior al de mercado. Se vendieron a precio ínfimo 1860 pisos, que han dejado de recaudar al Ayuntamiento de Madrid 127 millones de euros.

·        Las puertas giratorias siguen funcionando. El último caso, el del ex director de la guardia civil –Arsenio Fernández de Mesa--, un trepa con cara dura que ahora, además de estar en Red Eléctrica, va a ingresar en una empresa armamentística, salvando el evidente conflicto de intereses.

·        La Fundación Francisco Franco (institución que en otros países estaría prohibida) ha conseguido parar el cambio de nombres de las calles de Madrid, de acuerdo a la Memoria Histórica. Mientras, el gobierno, declara de utilidad pública una asociación ultra contra el aborto (Más Futuro).


·        Acabamos de conocer que son las familias las que soportan –a la vez que lo sufren--, cada vez más, al Estado con nuestros impuestos. En los últimos diez años, han pasado de soportar el 74% al 83% del total de ingresos, mientras que la empresas han bajado del 22% al 12%. Lo que demuestra la injusta distribución de los impuestos. Hoy las empresas pagan 23.145 millones de euros menos que hace diez años. Además, hay que sumar el aumento de la evasión fiscal de las grandes empresas. Se ha hecho público que uno de cada cuatro euros de inversión española va a Paraísos Fiscales, y más de la mitad de la inversión que entra en España procede de un paraíso fiscal. ¡Y tan contentos!

Día a día, pasan desapercibidas noticias con el beneplácito del PP, que ve cómo el tiempo las hace añejas sin haber sido digeridas. Sin duda, lo que ocurre en Cataluña es importante, pero que poco se habla de otras cuestiones que nos atañen y que sin embargo, hoy, quedan olvidadas para alegría y jolgorio de los peperos, que pueden seguir haciendo de las suyas, mientras acentúan su nacionalismo cutre del “a por ellos”.

Salud y República

3 comentarios:

rodolfo dijo...

INCREIBLE CENSURA !!!!
dos comentarios no de su cuerda entre ellos el mío y Vd LOS HA CENSURADO Y SUPRIMIDO !!

RGAlmazán dijo...

Una mentira total. Se confunde y debería pedir disculpas. No he censurado nunca nada, salvo que haya insultos. Éste es el primer comentario que hay en esta entrada. Se ha eqquivocado usted de entrada y su comentario, aunque no esté de acuerdo, permanece allí, sin tocar.
Está claro que quien tiene que usar gafas es usted

Genín dijo...

Pues a mi me encantaría que fueran a por ellos, o sea, a por todos los corruptos de cualquier color y condición y les hicieran devolver lo robado, igual a los bancos, nunca escucho decir que nos devuelven un duro, pero si el reparto de beneficios millonarios, menuda mierda de justicia e igualdad :(
Salud