21 septiembre 2016

Los verdaderos paganinis de impuestos en España son los trabajadores

Los datos confirman una verdad como un templo. Por mucho que lo nieguen Montoro, De Guindos y el propio Rajoy, la verdad impera. En este país, el segundo de más paro de la Unión Europea, los impuestos lo pagan sobre todo los trabajadores.

Mientras que el pago real de las grandes empresas (IBEX) es del 3,5% de media sobre los beneficios obtenidos, gracias a las ingenierías fiscales, exenciones, deducciones, subvenciones, fundaciones, etc. Las PYMES pagan de media un 19% y los trabajadores por el IRPF un 24% de media. Y a esto hay que sumar que las grandes fortunas contribuyen sólo, con el Impuesto del Patrimonio, en un 0,17% de lo que declaran.

Claramente tenemos un sistema de impuestos injusto y favorable a las grandes fortunas y a las grandes empresas. Clama al cielo ver que las grandes empresas y bancos del IBEX apenas pagan impuestos de sus beneficios, mientras que el salario queda mermado considerablemente por una imposición media importante (24%).

Fundamentalmente la cuestión es que los grandes patrimonios y las grandes empresas apenas pagan impuestos. Nuestro sistema impositivo les favorece de tal forma que las diferencias abismales producen alarma social.

El tema del patrimonio es tremendo. En primer lugar, hay CC.AA. que lo han abolido. Es el caso de la C.A.M., donde los ricos no pagan un euro por este impuesto, gracias a Espe Aguirre y su PP del alma. Además, en las CC.AA. donde existe el impuesto es de un peso tan ínfimo que apenas contribuye a los ingresos del Estado. Se han ingresado 937 millones de euros (el 0.17% de las riquezas reconocidas), aportados por 182.000 contribuyentes que tienen un patrimonio mínimo de 2.000.000 de euros.

Si tenemos en cuenta que declaran poseer riquezas patrimoniales por un valor total de 551.000 millones de euros (el 50% del PIB), ya me dirán ustedes si no es una miseria lo que pagan.

Y para terminar, recordemos que a estos impuestos anteriores, además de algunos de menor monta, hay que sumar el impuesto directo, el IVA, que como sabemos pagamos todos por igual, ricos y pobres, empresarios y trabajadores, y es equivalente a un 20% de media aproximadamente.

El resumen es claro, aquí los paganini no son los que más tienen, no son las empresas importantes, nuestro Estado se sostiene sobre todo con impuestos de los trabajadores que son quienes mantienen, en gran parte, lo que nos está quedando del Estado del Bienestar.

Eso sí, el fraude fiscal, las ayudas a los bancos y las cuentas en paraísos fiscales siguen estando de moda. Y, estos peperos, se hinchan a decir que favorecen la igualdad entre todos los españoles. ¡Hay que tener cara dura!

Salud y República

2 comentarios:

Genín dijo...

Claro, y así será mientras gobierne la derecha, al no ser que sobre demasiado y ahora no es el caso...
Salud

Fernando Ruiz dijo...

El impuesto del patrimonio como el de sucesiones y donaciones son injustos. Las personas que tienen dinero >de forma legitima<, ya han pagado impuestos y no deben tributar doble.
Si una persona es rica porque ha trabajado o han trabajado sus padres y lo ha ganado de forma honrada, NO TIENE QUE REPARTIR SU DINERO, la solidaridad es voluntaria no se obliga por esto se pagan impuestos.

Las personas que se autodicen de izquierdas, que dicen no tener un céntimo, que van con camisita y coletita pero se gastan 160 € en una mariscada o los corruptos con traje y que van de señores y honrados a estos individuos si que se les tiene que mirar de donde procede su patrimonio, e incautarlo si lo han obtenido de forma ilegitima. Quien ha participado la fiesta es quien tiene que pagarla.

Salut tbn pero no a mi costa.