05 mayo 2016

Los militantes y simpatizantes de Izquierda Unida dicen sí a la coalición con Podemos

Realizada la consulta y escrutados los resultados, el 84,5% de los votantes hemos dicho sí a la coalición con Podemos, el 13,1% ha votado no, y el 2,4% ha preferido votar por la abstención (se podía votar SÍ, NO y Abstención).

Un resultado contundente que deja claro cual es el deseo mayoritario. A pesar de la repercusión mediática de algunos de los que estaban en contra, como Llamazares –celoso con los éxitos de Garzón-- y su Izquierda Abierta, y el entorno de Cayo Lara, --José Antonio García Rubio y otros-- han demostrado su fuerza real. Alberto Garzón y su propuesta han ganado la batalla.

Hoy, sólo queda mirar adelante, hay que construir una coalición donde todos nos sintamos a gusto, donde todo lo que nos une, que es casi todo en política, se ponga en un programa común y se resuelva el problema de las listas, de acuerdo a las fuerza de las dos organizaciones.

La mayoría de la izquierda está ilusionada, por primera vez se cree en la posibilidad de poder gobernar y echar al Partido Popular, de cambiar esas políticas miserables que nos han empobrecido y que han hecho más ricos a los poderosos.

Que la unión hace la fuerza es algo conocido, y que una unión bien construida puede dar como resultado un producto y no una suma. A eso hay que aspirar, a que la ilusión que pueda generar esta unión pueda ir más allá de la simple suma de los votantes de ambas fuerzas.

Hoy puede empezar una nueva etapa. La semana que viene votarán las bases de Podemos para completar ese deseo de unión, que estoy seguro que refrendarán. Después nos queda un camino de mes y medio para ayudar a generar esa ilusión que merecen los españoles, que merecen, sobre todo, esos españoles que han salido derrotados y destruidos por el Partido Popular, en los últimos cuatro años.

Los militantes y simpatizantes de Podemos y de Izquierda Unida tenemos la obligación de ayudar a generar esa ilusión que hace falta para conseguir los objetivos previstos: Un gobierno de cambio, un gobierno de izquierdas.

La simple suma de los votos de ambas formaciones en pasado 20-D, ya habrían dado una fuerza suficiente para tener un claro gobierno de izquierdas (173 diputados: 88 PSOE + 85 Podemos/IU). Por eso, hay que ir un poco más allá, porque ya han empezado a lanzar dardos desde los enemigos mediáticos.

Hemos de tener calma y actuar en positivo, van a ser muchas las críticas y las mentiras que hemos de escuchar de aquí al 26 de junio. Es mucho lo que los poderosos pueden perder si esta unión tiene éxito, y lo saben. Debemos construir un espacio superior al de la propia unión, donde muchos de los que no han votado se unan al proyecto.

La Razón, ABC, incluso la Cadena Ser y El País ya han empezado a sacar punta al acuerdo, antes de que se finalice. Saben que puede ser revolucionario y bombardearán todo lo que puedan para que fracase.

Eso quiere decir que estamos acertando, que les hace pupa, que hemos elegido el camino del cambio. Y es ahí donde debemos instalarnos. Así es que, con más ilusión que nunca, ¡¡ADELANTE!!

Salud y República

3 comentarios:

María dijo...

Ojalá y tus palabras, acompañadas de los hechos, se hagan realidad. Sin embargo hay que tener en cuenta que muchos votantes de Podemos en el 20D han sido ex votantes de IU con lo cual que se unan ambas formaciones no es de agrado para ellos. Digo yo...
Saludos.

https://mariadechipiona.wordpress.com/

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Ojalá sepan construirse como alternativa válida, realista, pujante y constructiva. Suerte en este difícil reto!. Un abrazo

Genín dijo...

No quiero sonar negativo pero a mi me parece un error que puede pagar muy caro IU... :(
Salud