29 mayo 2016

¡Cuidado! España se llena de refugiados



¡Viva la solidaridad de nuestro gobierno! Hay que ver cómo está actuando. Y no para. Está llenando de refugiados nuestro país. Hasta hoy han llegado 60 refugiados y, creo que mañana según dicen, llegarán otros 45. ¿No es un exceso?

Se nos están abriendo las costuras. Y se nos puede hacer un roto, por donde caigamos los españoles. Este país no puede atender a tanta gente, Lo nuestro es espectacular. Ya llevamos 60 refugiados y queremos más. ¡Somos insaciables!

Basta comparar ciertos números para darse cuenta de que el apoyo de nuestro gobierno es total a la causa. Sabemos que los refugiados procedentes de Siria –según Amnistía Internacional, que como todo el mundo sabe, exagera—, en cinco países limítrofes, es de 4,5 millones, a lo que hay que sumar otros dos millones de refugiados afganos y de otros países en conflicto.

Pues bien, ahí estamos nosotros. Contando con los refugiados que vendrán mañana, llegaremos a 105, lo que aproximadamente es el 0,0000191% del total. Y suponiendo que este ritmo se consolide, para alcanzar los 17.600 refugiados, a los que se ha comprometido el gobierno español a acoger, podríamos llegar a finales de este siglo sin haber recibido a todos.

Y si hacemos la cuenta de los refugiados que han llegado con el total de españoles (60 sobre 47millones) tocamos a 0,0000013 refugiados por español, vamos a una uña por barba, una grosería.

No, no es posible tanto sacrificio, son muchos y nos pueden culturizar, y hacer que este país llamado España, termine llamándose Españislam. Hay que taponar de raíz esta vena rota por donde se sale nuestra hispanidad.

Porque los que defienden que hay que acoger a todos son muy poco españoles. Y cuando ponen el ejemplo de que en Turquía hay tres millones de refugiados o de que en Líbano son más de un millón, no entienden que nuestra esencia patriótica es muy superior y que la raza española debe ser pura y evitar mezclas indeseadas.

Por otro lado, también tenemos el enemigo dentro. Me refiero a esos ayuntamientos y Comunidades que han decidido que tienen que llenar sus territorios con refugiados. Y pretenden –seguramente con la boca pequeña— recibir cantidades astronómicas. Así, en Valencia se ofrecieron, hace meses, a transportar y recibir a mil refugiados. Y luego les han seguido algunos de los ayuntamientos “del cambio” –quién sabe si se llaman así porque quieren islamizarnos— como Barcelona, Madrid, A Coruña o Zaragoza.

Y hasta pueblos más pequeños se han ofrecido a este acogimiento, por ejemplo Rivas Vaciamadrid y Torrelodones, que ya han recibido a los primeros refugiados que han llegado a la Comunidad de Madrid. Un peligro que hay que evitar que se extienda.

En fin, de seguir así, deberíamos llamar a las cosas por su nombre y en vez de acogida, llamar invasión a esta recepción indiscriminada que nos hará perder nuestros valores hispanos a golpe de refugiados, y dejar el futuro de nuestra patria en manos extrañas que volverán a reconquistarnos.

Sólo nos queda rezar para que las vírgenes que protegen a nuestros ministros, y el ángel Marcelo --ese que ayuda a nuestro gran ministro Fernández Díaz a aparcar— intercedan ante dios padre y nos salven de esta barbarie.

Y es que sin Rajoy y sus muchachos qué haremos a partir del 26-J.

Salud y República

2 comentarios:

Genín dijo...

Una vergüenza mas, ya son incontables...
Salud

Pilar V dijo...

Y están empezando a quitarnos el trabajo, la sanidad y la educación...espera que esos nos los otros, los que mandan y priorizan.