26 agosto 2015

Espe Aguirre no puede ser taquillera del Circo del Sol

Ahí sigue, espero que por poco tiempo, demostrando su trilerismo, su capacidad manipuladora, su chulería barriobajera, su incapacidad de mantenerse en la oposición.

No sabe cómo hacer para pasar a primer plano. Ella, la reina de Saba, no puede soportar ver a “personajes inferiores” rigiendo los destinos de su Madrid, y le acuden ideas de casquero con tal de deshacer el entuerto que las elecciones municipales han provocado: su pérdida de poder.

Primero ofreció a Carmona la alcaldía si la apoyaba y no coló, ahora se la ofrece a Begoña Villacís, la portavoz de C’s, eso sí teniendo que contar con un concejal del PSOE para obtener la mayoría y le ha hecho la oferta al propio Carmona, está empañada en que Carmona traicione al PSOE como sea, con tal de quitarle el poder a Carmena, a Ahora Madrid; demostrando su familiaridad y su amor a los Tamayazos.

Y claro, a pesar de las diferencias del ex-portavoz del PSOE de Madrid con su partido, no ha cuajado. Es más, como respuesta a este ofrecimiento, le ha comunicado que prefiere que sea taquillera del Circo del Sol. Y no estoy de acuerdo.

Espe Aguirre cazatalentos

¿Ustedes se imaginan qué sería capaz de hacer la lideresa si fuera taquillera de ese circo venerable? Ya me la imagino metiendo a su familia como acomodadores, o regalando entradas a Carromero y a los jóvenes de NN.GG. de Madrid, o aparcando en donde los discapacitados. Y por qué no, poniendo como segundo taquillero mayor del circo a un Granados cualquiera que le pudiera montar una operación “púnica-solar”. O, por ejemplo, montando un complot para cargarse al director del circo, y si no construiría dentro del recinto una ciudad de la Injusticia. No, no condenemos a los trabajadores y a los espectadores del circo a pasar por la ventanilla donde les obliguen a ver a este personaje capaz de amargarles el espectáculo antes de empezar.

En todo caso que siga de cazatalentos, eso sí, de empresas privadas que bastante ha jodido con los talentos perniciosos y corruptos que ha elegido entre los responsables públicos.

En fin, dejémosla que caiga como fruta madura, que caerá, no la forcemos a que joda a más gente, que ya ha cometido bastantes fechorías, no hay que darle ningún cargo, hay que dejarle que se diluya como azucarillo en el mar de la oposición. Ella no aguantará mucho sin mandar y se irá, y esperemos que esta vez para siempre, aunque, quien sabe, lo mismo está esperando un regalito del gobierno, como el de su amigo Wert. Lo mismo espera que le nombren Embajadora de Lavapiés, o Cónsul de Vallekas, allí, seguramente, podría encontrar “el mismo amor” de sus vecinos, como ha ocurrido en La Moraleja o el Barrio Salamanca.

Salud y República

2 comentarios:

Javi GUANARTEME dijo...

¿Pero es que no hay ningún psiquiatra en el PP que inhabilite a esta mujer?

Genín dijo...

Tiene que estar consumiendo toneladas de ajo y agua...jajaja
Salud