23 junio 2015

Banderita socialista, patriotismo barato

Ahí estaba con su bandera de fondo. Una bandera kilométrica. Pedro Sánchez necesita que le consideren un hombre moderado, no vaya a ser que el bolivarismo, el extremismo de izquierda, el comunismo batasuno le haya atraído demasiado y los electores le tomen por un antisistema. Él necesita más que nunca pagar el precio de sus pactos, por eso ha sacado a pasear la bandera. Por cierto, seguro que ha sido un consejo de su amigo José María Aznar, ya saben aquel que batió el récord Guinness, con la bandera de la Plaza de Colón, casi trescientos metros cuadrados de tela, del pacifista español del trío de las Azores.

Debería recordar el bueno de Sánchez que hasta las banderas más grandes se caen. Pero él no está para pensar, sino para mostrar su españolidad. Y ahí le tienen ustedes, a punto de asistir al club más poderoso del mundo, el pasado 13, el club Bilderberg –al final no fue por cuestiones de agenda, pero se excusó y apoyó al club--, el que dicen que manda por encima de gobiernos, el que más cuida a los poderosos a costa de los débiles. Todo menos enfrentarse con este club indeseado.

Y podemos hablar del apoyo socialista al TTIP, ese tratado que apoyan junto a populares a pesar de que se está elaborando en absoluto secreto y cuenta con un tribunal que antepone los deseos de las multinacionales a las decisiones de los gobiernos. ¡Otra más de este nuevo socialismo!

Pedro Sánchez y la bandera

Y lo que faltaba, ahora resulta que los socialistas han manifestado que van a apoyar a De Guindos como candidato a presidir el Eurogrupo. ¡El colmo! La flexibilidad ideológica del PSOE siempre me ha sorprendido y me sigue sorprendiendo. Bastaría con recordar las decisiones que tanto han dañado a nuestro país del ministro de Economía como para que no se apoyara a este individuo. Además, es cuestión de seguir, simplemente, todas las críticas que el mismo PSOE ha hecho a las políticas de De Guindos, para llegar a no entender esta ayuda socialista.

No cabe duda de que Pedro Sánchez y el PSOE se están empezando a creer que ellos son los reyes del mambo, porque a pesar de haber tenido los peores resultados electorales de su historia, pensaban que la cosa iba a ser peor. Y mientras que parecía que iba a desaparecer el bipartidismo, hoy aunque ha bajado, todavía sigue estando por encima del 50% (52,1%) cuando estaba en un 65%, pero se esperaba que bajara más. Y qué duda cabe que a ellos les interesa en grado sumo el bipartidismo, y el mantenimiento o, mejor, el aumento del mismo es un objetivo deseable.

Menos banderitas, menos ayuda al individuo que ha pintado de negro nuestra vida, menos apoyo a las multinacionales y más ayuda, no sólo en el programa, a los que sufren la crisis, a los que están desclasados gracias a aquel cambio constitucional –el límite del 3% del déficit--, por el que se premiaba a los bancos y se condenada a los ciudadanos.

Y claro, para eso hay que parecerse al PP. Aparentar el patriotismo, ese patriotismo de pacotilla que se resume en mostrar la bandera española, cuanto más grande mejor, apoyar a los de siempre, mantener el status quo, olvidarse del cambio y ofrecer más de lo mismo. Eso sí, con cuidado y pareciendo que se cambia, aunque se defiendan los mismos valores. Y si no, ¿cómo se puede entender el apoyo a De Guindos, el apoyo al TTIP o la presencia de la banderita de fondo? Sólo de una forma. Está concertado con el PP, coincidencia en sus políticas. Y es que entienden que el bipartidismo todavía tiene vida y lo van a defender a capa y bandera. Todo lo demás, es poco importante. El poder es el poder, y del poder al cielo.

Todo esto sin olvidar que Sánchez es el socio de Pablo Iglesias en muchas ciudades y comunidades. ¿Hay quién entiende esta política incoherente del PSOE? Y en Podemos qué dicen…

Salud y República

2 comentarios:

Genín dijo...

Un bonito ejemplo de "MARKETING POLITICO" que ya se sabe que esta gente son muy modernos y se asesoran...
Salud

Lux dijo...

Por lo pronto está usando la bandera constitucional (no como la que tiene usted en el lateral).
¿Qué dirá el Frente Popular? Cualquier cosa para ascender en las encuestas. Ya dirán la contraria a continuación.

Saludos