11 septiembre 2013

España hace aguas. Llueve sobre mojado

No, no es una metáfora. El lugar donde reside la soberanía española –el Congreso—, hace aguas. Esta mañana se ha tenido que retrasar la sesión para paliar este incidente. Curiosamente, el agua caía casi a chorros sobre la tribuna de prensa y sobre la zona donde se sientan los parlamentarios de Izquierda Plural.

Congreso, llueve dentro

Debemos añadir que a esta sesión de control acudía una representación del Senado japonés, unos japoneses que se han quedado perplejos y que como tiene que ser, se han hinchado a hacer fotos y que, por fin, han entendido la causa de que Madrid haya perdido ante Tokio en la candidatura olímpica.

Una verdadera chapuza. Y no me refiero sólo a las goteras de Congreso. Me refiero a este país. Lo de las goteras ha sido la imagen perfecta de este país, que hace agua por todos los lados.

Un gobierno sustentando por un partido corrupto. La oposición más importante –PSOE— que ha cometido un grandísimo fraude en Andalucía y que no es capaz de renovarse. Y una grieta que hoy puede hacerse más grande: La grieta entre Cataluña y España.

A lo anterior súmese una crisis económica galopante, que a pesar de lo que el PP dice, sigue en su máxima expresión, sin encontrar la solución. Y todavía hay quien lo duda.

Las goteras del Congreso no son sino una muestra de lo que está pasando en este país, lleno de grietas por donde se van quedando los más débiles. Y es que, como suelo ocurrir, siempre llueve sobre mojado.

Salud y República