25 septiembre 2013

Argentina destapa la mayor vergüenza del franquismo

Mientras que en España se tapan las vergüenzas franquistas, los peperos todavía no han condenado sus tropelías –algunos de sus miembros todavía lo ensalzan y otros lo evitan, como si no fueran el partido heredero—, Argentina en una decisión ejemplar, por medio de su jueza María Servini, ha solicitado la detención de cuatro torturadores franquistas. Algo parecido a lo que hizo el juez Garzón, con el dictador Pinochet, y que le costó su separación de la vida judicial.

Cuatro “ilustres” torturadores: un guardia civil golpista del 23-F (Muñecas Aguilar), dos componentes de la temida y terrible brigada político social franquista (Celso Galván y José Ignacio Giralte) y el policía González Pacheco, conocido como Billy el Niño, un torturador compulsivo, del que muchos antifranquistas tienen pruebas fehacientes y que, sin embargo, salió indemne y fue promovido a cargos de mayor importancia durante los años noventa.

víctimas del franquismo

Y es que otra vez se cumple el “Spain is different” –slogan que para promocionar el turismo inventó, allá por los sesenta, otro franquista: Manuel Fraga—. Puesto que en vez de limpiar este país y hacer justicia y devolver el honor a los que lucharon con la República --o sea los que defendieron el orden democrático establecido--, y juzgar las tropelías, crímenes y torturas de los franquistas, se les amnistió. Y de aquellos polvos, estos lodos. Una transición que se ha llamado modélica y que, entre otras cosas, significó una ley de punto final que hizo de los torturadores franquistas, ciudadanos de primera.

Hoy todavía, hay 120.000 cadáveres sin desenterrar, por cunetas y fosas comunes. A pesar de una descafeinada ley histórica que no se cumple.

Hoy aún se ve que los franquistas campan por sus lares, incluso dentro del partido popular, donde algunos alcaldes, concejales, diputados, jóvenes de NN.GG. siguen presumiendo y defendiendo símbolos franquistas.

Hoy, el Partido Popular que sustenta el gobierno, todavía, aunque hace ya 38 años que murió el asesino dictador, no ha sido capaz de desmarcarse y repudiar públicamente la dictadura franquista.

Hoy, vemos con asombro como el Valle de los Caídos, edificado con la sangre de los presos políticos durante la dictadura, sigue siendo un referente franquista, sin que el gobierno haya dejado que pase a ser un monumento en honor de aquellos republicanos que murieron trabajando allí y cuyo único delito fue haber servido a la República.

Hoy, seguimos viendo cómo en el callejero de múltiples ciudades siguen existiendo, a pesar de la Ley de la Memoria, numerosas calles con nombres de personajes franquistas. En Madrid, por ejemplo, a estas alturas de la película, hay 184, ¡se dice pronto!

Hoy, este gobierno sigue dando subvenciones, por ejemplo, a la Fundación Francisco Francio, que por cierto reclama un golpe de Estado, sin que el PP tenga nada que decir.

Es triste y lamentable que este país no haya sido capaz de devolver el honor a quien defendió los valores democráticos hace 75 años y que tenga que ser otro país, Argentina, quien se atreve a juzgar a personajes tan detestables como estos.

Y mientras que la Fiscalía del Estado, dependiendo del gobierno, ya ha negado la mayor y no quiere que se acepten estas denuncias. Por otro lado, una delegación de derechos humanos de la ONU, en estos momentos, está recogiendo información sobre el franquismo con el fin de emitir una resolución.

Se trata de cerrar la herida que quedó abierta y no hacerlo significara un déficit democrático de primer nivel, en un país que es el único que ha blindado a los franquistas delincuentes. Por cierto, los delitos de lesa humanidad no prescriben, y por lo tanto siempre pueden ser juzgados.

Memoria, Justicia, Verdad y Reparación

Salud y República

P.D. Un interesante vídeo donde personas relevantes hablan de tema

4 comentarios:

Genín dijo...

Si, tienes razón, pero todo esto es posible porque todas las fuerzas políticas, de todos los colores y convicciones,en su dia se pusieron de acuerdo y firmaron un acuerdo para hacer una transición como la que se hizo y conducirnos a esta flaca democracia con minúscula y con rey incluido, ahora, ajo y agua :(
Salud

María dijo...

En este país, una persona que tenga mi edad (60) no creo yo que viva para ver que los torturadores franquistas sean castigados.
En gran parte por lo que aduce Genín en su comentario anterior: "así lo quisieron los que hicieron la transición"
Mientras haya tantos fascistas recalcitrantes, aquí seguiremos tragando saliva y pasando vergüenza.

Besos

Camino a Gaia dijo...

Para Grecia ya tienen bastante avanzada la escalada fascista, aquí ya van preparando las momias y los pistoleros.
Un saludo

Surenne24 dijo...

Vamos a ver.. Que pasa que los que perdieron la guerra no mataron torturaron antes durante y después de la dictadura?! Igual que hay cuerpos en fosas de victimas de la guerra y el franquismo DE MI FAMILIA TAMBIEN HAY DESAOARECIDOS Y ERAN DEL RÉGIMEN.. aqui la diferencia entre unos y otros es que unos ganaron y otros no. Y estudien un poco.. Como se vivia en España antes del golpe de estado.. No quiero vivir una dictadura ni quiero una republica NI ME PARECE ESTAR DIA SI DIA TAMBIEN RECORDANDO ALGO QUE HACE TANTO HA PASADO. La vida sigue hay que aprender de ello pata mejorar el presente. Nada más..