16 julio 2013

La “Marca España”, la gran preocupación del PP

Todo el día hablando de la "Marca España”. Hay que cuidar la marca España. Es la forma de dar confianza. España tiene una marca con prestigio que hay que preservar. Estas son frases de miembros del gobierno. Todos empeñados en que la marca España tenga gran credibilidad.

Y recriminan a los demás que desgastan esa confianza, que no velan por la marca España. Por ejemplo a la oposición cuando denuncia las injusticias de los desahucios, a los sindicatos cuando insisten en que el paro es muy alto y no se hace nada para evitarlo, a los medios de comunicación por exagerar lo negativo y no exaltar la labor pepera. A todos, por ver corrupción donde hay simples incentivos necesarios para el buen funcionamiento de los grandes líderes del gran partido popular.

Ellos sólo viven para España. Son España, lo demás es escoria. Sólo el PP es España, ellos luchan porque así sea. Los demás destruyen lo que hacen. Hay mucho derrotista suelto.

Porque lo importante es lo que ellos están haciendo o han hecho. Por ejemplo, haber aumentado en más de un millón los parados. Haber hecho del Estado del Bienestar el Estado del Bienestuvo. Haber aumentado los impuestos por el bien de la patria. Ayudar a los bancos, esos grandes benefactores. Ganar elecciones a sabiendas de que lo hacían con un programa falso y contrario a lo que posteriormente llevarían a cabo. Arreglar el país de boquilla, viendo brotes verdes donde sólo hay barbecho. Eso, justo eso es lo relevante, lo que hay que hacer.

Hay que dedicarse a las cosas importantes. Defender la corrupción, aumentar el paro, incumplir el programa electoral, evitar dar explicaciones, esconderse detrás de un plasma o de preguntas amañadas, subvencionar a empresas --aunque les multen desde la UE--, a la fiesta de los toros, a la Iglesia Católica y a la enseñanza privada, dejar a 40.000 alumnos sin becas, cargarse la dependencia y la investigación. Eso, y más, es lo importante. Así se ensalza la marca España.

Mientras, la gente, como siempre, se dedica a criticar al mando, a sacar trapos sucios. Un tal Bárcenas, que casualmente parece que trabajó en el PP algunos años, les tiene manía e inventa supuestas corruptelas del PP. Ya ven ustedes, un tipo que está en la cárcel, qué sabrá del PP. Y encima la oposición se aprovecha y se hace eco de lo que dice el delincuente. ¡Pobre Rajoy! todos contra él y su partido, con lo que está haciendo por el país. Un incomprendido.

Y lo peor, es que mientras ellos hacen esfuerzos por mantener en alza la marca España, los otros, todos los demás, partidos políticos, medios de comunicación, sindicatos y gentuza varia se dedica a fulminar lo que tanto ha costado.

España está llena de traidores, derrotistas y gente de mal vivir. Menos mal que siempre nos quedará el PP, con su capitán Rajoy al frente, que vela sin parar por la marca España. ¡Qué suerte tenemos!


Salud y República