27 septiembre 2012

…Y punto pelota. ¡Adiós Geni!

Éste fue el título de tu último post. De eso hace ya diez meses. Llevabas ya casi dos años luchando contra tu enemigo. Y, decidiste poner fin a tu bitácora. Nos habías contando todo sobre tu enfermedad, sin reparo, con tranquilidad pero temiendo lo que se avecinaba. Te despediste de todos y te quedaste esperando que llegara el final, uniendo todas tus fuerzas para intentar recuperarte.

No hubiera querido escribir esta entrada nunca. Hace unas horas, todavía no me he repuesto de la noticia, tu hija Patty me ha comunicado que has fallecido, después de dos años y medio de lucha contra la bicha. ¡Maldita sea!

Eras una mujer estupenda. Te conocí en la blogosfera hace cinco años. No sé cómo fue, pero sí sé que me enganchaste. Porque eras una de esas personas que contabas lo que sentías, que decías lo que pensabas, que hablabas con voz propia, que priorizabas los sentimientos. Noté esa química que se produce cuando alguien te llega. Abierta, directa, sencilla y sincera. Tus entradas más que preparadas, eran bocanadas de sentimientos que tenías que expulsar a borbotones, sin alharacas, sin medias tintas, haciendo honor al título de tu blog: Llamps i Trons.

Trabajaste en Iberia durante muchos años, eso nos unió más, a veces comentábamos anécdotas aéreas, tú de Iberia, yo de Alitalia, que nos recordaban tiempos pasados pero comunes.

Geni en Girona

Mantuvimos una relación amistosa que se completó con esa comida en Girona, hace casi dos años. Allí, Bernardo (otro bloguero de pro) con su familia, Lola y yo, tuvimos el placer de conocerte personalmente. Unas horas maravillosas. Y te encontramos bien, aunque ya estabas con ese tratamiento que tanto rechazabas.

Eras mujer de pocas palabras pero certeras, de miradas intensas, de gestos cariñosos, alegre, generosa y amiga de tus amigos. Siempre añorabas a tu marido y tenías un amor especial por tu hija Patty y por tu nieto Marc.

Has dejado un hueco en mi blogosfera que no se podrá llenar. Ya no podrás venir como querías a la Kabila Tarraconense. Siempre me decías: “cuando mejore me voy a pasar unos días con vosotros”. Y los dos nos lo creímos, no contamos con la bestia. Eso ya no podrá ser y bien que lo lamento. Nos hubiéramos reído, hubiéramos convivido con tranquilidad, con cariño, compartiendo mesa, mantel, paseo, montaña y mar. Y seguro que hubiéramos disfrutado.

Hoy, es un día triste para los que te hemos conocido. Pero me quedo con lo mejor: haber compartido contigo muchas reflexiones, mucha vida, y haber reído y sufrido con temas que nos afectaban. Y me alegro enormemente de ese encuentro personal que mantuvimos. Eso no nos lo puede quitar nadie. Me quedo con el beso que de tu parte me ha mandado tu hija. Fue un gran placer. Seguro que tu recuerdo llenará esta ausencia.

Un beso, guapa.

Salud y República

P.D. Mis condolencias a Patty, su hija, y al resto de su familia

21 comentarios:

Txema dijo...


Me sumo a esas condolencias por la muerte de una persona por la que sentí un enorme aprecio.

saludos

Mª Mercè dijo...

Siento esa gran pérdida que, aunque no era seguidora de su blog, sí leía los comentarios que dejaba en éste.

Un fuerte abrazo, Rafa. I les meves condolències per a la família de la Geni.

Martine dijo...

Un verdadero mazazo...Te dije en mail todo lo que me embarga, Rafa, TODO..y me quedé corta.
Me duele tanto, tanto la ausencia de nuestra Geni, valiente, humana como ninguna..En nuestro corazón queda para siempre, como siempre lo estuvo.
Besos muy muy tristes.
Para Patty, Marc y todos los suyos mi pésame, mi cariño..

Neogéminis dijo...

Muy sentida dedicatoria. Nos has conmovido.

Un abrazo.

Elperroverde dijo...

Emotiva dedicatoria que seguro a nadie le gustaria hacer....un saludo..

Elperroverde dijo...

Emotiva dedicatoria que seguro a nadie le gustaria hacer....un saludo..

mariajesusparadela dijo...

Recuerdo alguno de sus post.
Permanecerá mientras haya alguien que la recuerde y eso es a lo único que podemos aspirar todos.
Un abrazo, Rafa.

Dean dijo...

Lo siento mucho por esa pérdida tan tremenda.
Un saludo.

Antonio Rodriguez dijo...

Yo también siento la perdida de Geni. Ella fue una de las primeras personas que entraron en mi blog y comentaron mis entradas.
Era sobre todo una mujer valiente.
La echaremos mucho de menos.
Hasta siempre Geni.

María A. Marín dijo...

¡Ay Rafa!
Acabo de enterarme y también le he dedicado una entrada. Nada con lo que ella se merecía...
En fin. Se nos fue.

Un beso

Dilaida dijo...

Para mi el blog de Geni era una bocanada de aire fresco, no me perdía ninguna de sus entradas y aunque no la conocía personalmente me sentía muy cerca. Sé que fue una mujer muy valiente y me uno a tu homenaje.
Un abrazo para su hija Patty y toda su familia. Lo siento mucho.

Perséfone dijo...

Lo siento muchísimo.

No es justo que esta tremenda enfermedad se lleve siempre a lo que menos lo merecen.

Mis condolencias para toda su familia y amigos.

Un saludo.

Freia dijo...

Lo siento mucho, Rafa. Lo siento mucho.
No tenía mucho trato con ella pero coincidía con ella a diario en Kabila. Y sé, por charlas de café mantenidas, que la querías mucho.
Cuando tu hija esta mañana me ha dado la noticia, el primer recuerdo que me ha venido a la cabeza ha sido la primera vez que apareció por tu bitácora. ¿Te acuerdas? Tenía problemas al dejar comentarios y no hacía más que repetirlos con diferentes nombres. Jajajajaja, andaba un poco despistadilla con las herramientas informáticas.

Un abrazo y un beso muy fuertes, Rafael.

fritus dijo...

Lo siento, mucho. De verdad.
Maria Eugènia fue una de las primeras personas que conocí, en el 2007, en esto de la blogosfera. Y ser comentado por ella era exactamente igual que tenerla al lado hablando. Sincera, directa y sin tapujos.
Un abrazo para los suyos, y allí donde esté , a María Eugènia no va a callarla nadie. Que lo intenten.

Eastriver dijo...

No sé qué decir, porque a pesar que todos sabíamos de su enfermedad, nos hemos quedado estupefactos ahora, leyéndote. Me emociona verla en esa foto. No sé, no tengo palabras, Rafa. Recuerdo alguno de los mails que me escribió antes de ponerse enferma. Recuerdo muchas cosas pero ya está, la contención debe ser la norma en estas cosas. La Geni, así, con el artículo, como lo decimos aquí, siempre estará un poco conmigo.

No quiero evitar sumarme a una idea: que no la callaba nadie. Que no podía ver a los fachas. Y eso me apetece subrayarlo con la rabia con que lo subrayaba ella. Ese era uno de sus discursos indudables (había otros, en cualquier forma de compromiso) y es el que pretendo rescatar aquí: no se rindió y siempre creyó en lo mismo. Y fue una tía valiente.

Genín dijo...

Me dió un escalofrío porque pensé en un primer vistazo que era mi nombre, pero no, falta una n.
Que en paz descanse.
Salud

San dijo...

El dolor por el amigo que se va.
Un abrazo Rafa.

Isabel Barceló Chico dijo...

No llegué a conocerla, pero tus palabras creo que me han aproximado mucho a la persona que debió ser Geni. Mis condolencias para tí, sus amigos y su familia. Besos.

Floren Dimas dijo...

Mi más sincero pésame a su familia y amigos.

Floren Dimas

Hada Isol ♥ dijo...

Como me duele!

Hada Isol ♥ dijo...

Como me duele!