17 febrero 2018

Venganza y castigo para Cataluña: La inmersión lingüistica


Así sigue la cuestión. El gobierno pepero no se conforman con haber hecho que la actuación de las fuerzas del orden en Cataluña haya sido un ejemplo de brutalidad, reconocido en el mundo entero. Va más allá. Y para seguir castigando y vengándose de los independentistas mantienen a cuatro personas, después de cuatro meses, en prisión preventiva acusándoles de rebeldía, cuando todas las iniciativas políticas del independentismo han sido pacíficas. Algo insólito y que la mayoría de los juristas no entiende.

Si es opinable el hecho de que deban ser juzgados, lo que no tiene ninguna explicación es que, sin motivos, se les condene a prisión antes. Todo es cuestión de venganza y de castigo, que por cierto, ha llevado a los peperos a tener un resultado en diciembre (cuatro escaños) que no les permite ni tener grupo propio en el Parlament.

Pero ellos siguen en el intento. Está claro que si el hombre es el único animal capaz de caer dos veces en la misma piedra, en el caso del PP, en relación con el ‘proces’, puede caer muchas más veces. No saben por dónde empezar, salvo seguir con medidas punitivas y vengativas.

El colmo ha sido la última. Y es que dicen que pretenden cargarse la inmersión lingüística. Se les da de miedo echar gasolina al fuego. Cualquiera diría que no piensan. Hoy no hay problemas con la ley de inmersión, yo vivo la mitad del año en Cataluña y soy testigo directo. Está demostrado que la mayoría de los catalanes, que habían perdido con anterioridad el conocimiento escrito de la lengua catalana, hoy no tienen ese problema. Y, además –según estudios realizados--, mantienen un conocimiento del castellano similar al de otras autonomías.

Por otro lado, sólo C’s y PP defienden esta iniciativa, lo que quiere decir que cuentan con sólo un 30% de escaños en el Parlament, estando en contra el resto. Pues a pesar de ello, el PP y su partido filial C’s están empeñados en crear problemas donde no los hay.

¿Por qué, si no hay problemas y la sociedad catalana en su grandísima mayoría está conforme con esta ley, el PP y C’s se empeñan en querer cambiarla? Si no es por necesidad o porque lo pida la mayoría social, ¿cuál es la causa? Pura y llanamente se trata de castigar a la sociedad catalana y hacerla volver a la situación lingüística colonial que se imponía con el castellano en tiempos franquistas.

Pues ahí está el PP, que gracias a la aplicación del 155, dice poder hacer y deshacer leyes desde Madrid, sin contar con los catalanes. Parece que el PSOE, después de esta amenaza, se está dando cuenta de que metió la pata al unirse al bloque del 155. ¡A buenas horas, mangas verdes!

Queda claro que hoy han perdido el oremus y quieren imponer desde Madrid, la vida de los catalanes. Ellos con el 155 pretenden gobernar de manera dictatorial y obtener beneficios propios, vejando a la sociedad catalana y sometiéndola a un castigo por seguir pensando como piensa.

Desde aquí, quiero hacer una llamada a las fuerzas independentistas para que invistan lo antes posible a un presidente que forme gobierno, y se pueda dejar sin efecto el 155. No se puede jugar con el diablo, porque siempre tiene una carta escondida en la manga.

Tienen que llegar a un acuerdo lo antes posible. Éste es el fallo de los independentistas, que sabiendo de lo que son capaces los peperos y los riveras, no lleguen a un acuerdo que pueda iniciar una nueva etapa, donde Cataluña se gobierne desde Cataluña.

Salud y República


2 comentarios:

Genín dijo...

Menudos tres soberbios donde los haya, PP, Cs, e independentistas, a ver si son capaces de entenderse algún dia, lo dudo mucho, claro, se la pasan mirándose el ombligo...
Salud

JAVI GUANARTEME dijo...

Totalmente de acuerdo. El problema, creo yo que es, que los ahora independentistas, antes colaboracionistas, tienen una estrategia política totalmente erronea y nefasta para Catalunya. Todo lo que hacen resulta negativo para Catalunya y beneficia a la derecha.

Salud