17 octubre 2016

El PSOE regalará once votos para hacer presidente a Rajoy

Judas se vendió más caro (30 monedas). La traición del PSOE es un regalo, ¿o no? Estamos en rebajas. Y además nos siguen engañando. Está todo hablado y muy definido. La mayoría del PSOE (mi absoluto respeto por el PSC y por algunos más que votarán en contra) quiere aupar a Rajoy, no hay dudas.

Esta operación montada, desde dentro por Susana Díaz y, su muñidor principal, Fernández Vara, y desde fuera por Felipe González, algunos de sus colaboradores de hace veinte años y varios medios de comunicación importante, tiene como objetivo poder seguir manteniendo el bipartidismo en el poder, demostrando que cuando se necesitan los dos partidos, se apoyan para tratar de mantener el status quo.

De Felipe González ya he hablado bastante. De Susana y su ambición de poder también, hoy quiero referirme sobre todo al presidente extremeño, ese que parece que jamás ha roto un plato y que dice actuar en conciencia. Empezó en la política como cachorro pepero, en las NN.GG. de Extremadura y luego paso al PSOE, donde su caudillo Rodríguez Ibarra, le colocó en el primer nivel.

Pero lo que hay que recordar sin duda es cómo actuó cuando Izquierda Unida se abstuvo en junio de 2011 y su acción hizo que Monago del PP se hiciera con la presidencia de Extremadura. Fernández Vara les llamó de todo y orquestó una campaña mediática para desacreditar a Izquierda Unida, a pesar de que la dirección de ésta formación no aprobó esta medida y apartó de sus filas a los diputados extremeños discordantes.

Lo que entonces era una traición –yo también creo que fue así--, hoy lo puede repetir su partido sin ningún ambage. O sea que varios diputados de IU Extremadura al abstenerse consintieron que Monago del PP fuera presidente y eso fue un crimen. Sin embargo, que Fernández Vara y sus compañeros socialistas se abstengan y den el gobierno a Mariano Rajoy es una cuestión de Estado. Distintas varas de medir lo mismo. Lo que va a ocurrir la semana que viene es tan indigno y desvergonzado como lo que hicieron en Extremadura varios diputados de izquierda.

Por otra parte hablan de que no se podía encontrar otro gobierno alternativo, pues pedir a los nacionalistas la abstención significaría quedar en manos de los separatistas. Y yo, ingenuamente me pregunto, ¿en manos de quién quedamos si apoyan a Rajoy? ¿Qué hay detrás de este acuerdo que no conocemos?

¿Qué será lo siguiente? Fácil. El PP, que no tiene nada de tonto, se ha dado cuenta de las debilidades del PSOE y le pedirá ayuda para gobernar. Por ejemplo para aprobar los presupuestos, y si los socialistas se niegan les amenazarán con que al no poder gobernar, pueden convocar nuevas elecciones. ¿Se pueden imaginar lo que hará el PSOE, antes de volver a perder diputados? Y así, sucesivamente. El PSOE quedará convertido en un rehén de Rajoy y sus secuaces.

Otra cuestión es la forma en que piensan llevar a cabo la tropelía de la abstención. Una chapuza más de esta desgraciada tragicomedia. Como no van a querer que haya una votación donde se manifieste la división que todos sabemos, entre los Noes y las Abstenciones, actuarán de la siguiente forma:
·         Descartarán a los que siguen pensando votar NO. Los diputados del PSC y los demás (en total unos 35)
·         A continuación, entre los que desean la abstención, pedirán voluntarios o elegirán por sorteo los once traidores a la causa.
Una más de este culebrón que ni los más adelantados hubieran imaginado hace un mes.

A todo esto el juicio de la Gürtel sigue destapando la basura del PP, sin que al PSOE recapacite, no va con ellos. La decisión está tomada. Rajoy les necesita y ellos siempre estarán del lado del bipartidismo, ¡faltaría más!

Salud y República

2 comentarios:

Genín dijo...

Lo peor de todo es, que teniéndolo chupado para constituir un gobierno de izquierdas, una vez mas -y ya es épico-las izquierdas no han sido capaces de ponerse de acuerdo, además, han salido debilitados en el pulso con el PP, según las encuestas, los peperos, hasta serian capaces de sacar mayoría en unas nuevas elecciones, y todo eso con toneladas de corrupción ¿Es la derecha votante corrupta y por eso no le afecta la corrupción del PP?
Salud

Molina De Tirso dijo...

Lo que no entiendo es cómo la gente sigue pensando que el PSOE es de izquierdas, a mi no me han engañado nunca.