17 diciembre 2014

¿Qué pasa con el precio de la gasolina?

Bueno pues nos toman el pelo, y eso que a muchos nos falta. Juegan con nosotros y nos cuentan milongas. Los precios de la luz, del gas y, como no, de los carburantes son una prueba. Suben sin saber cómo ni por qué y cuando se sabe la causa, no sale las cuentas.

Los datos son elocuentes. No es posible explicar lo que ocurre, por ejemplo, con el caso de los precios de los carburantes, si no es recurriendo a que su oscilación no depende del mercado en gran parte, sino de la especulación de las empresas energéticas, que con la anuencia del gobierno se forran a nuestra costa.

Porque a ver cómo explica este ministro inútil, el tal Soria, lo que ocurre con las gasolinas. Claro que le importa un pito, él beneficia a las empresas y los demás, ya saben, a pagar.

Fíjense bien en los siguientes precios:

  • El 19 de junio de este año, el precio del barril de petróleo era de 115,58 dólares el barril. Hoy, 17 de diciembre, el precio del barril es de 60,35 dólares. Lo que quiere decir que el barril ha bajado el 47,8% en estos seis meses.
  • Mientras, el precio de la gasolina 95, el 19 de junio era de 1,46 euros el litro. Hoy el precio medio de este tipo de gasolina es de 1,18 euros por litro. Lo que quiere decir que ha bajado el 19,2% en los seis últimos meses.
  • En el caso del gasoil A, el 19 de junio su precio medio era de 1,35 euros el litro. Hoy este precio es de 1,14, lo que representa una bajada de 15,6% en este periodo.

Que no nos vengan con cuentos. Ya sabemos que hay ciertos costes fijos, al margen del precio de la materia prima, como es el del transporte, pero de eso a que los datos nos digan lo que dicen, va un mundo.

Y es que el resumen es claro, mientras el petróleo en los últimos seis meses ha bajado casi el 50% (el 47,8%), el precio de la gasolina 95 se ha reducido en un 19,2% y el del gasoil lo ha hecho en un 15,6%.

Curiosamente, cuando el precio del petróleo sube –que desgraciadamente lo hace a menudo y lo volverá a hacer—, el aumento del precio de los carburantes es inmediato y casi proporcional a la subida del petróleo. ¿Por qué no ocurre eso cuando baja?

Precio gasolina

La cuestión queda clara. Las empresas se forran con estas oscilaciones de precios y el gobierno no toma ninguna medida para que no ocurra. Al contrario se queda tan pancho esperando que cada vez que ocurre nos vuelvan a chulear.

Una desvergüenza más. Una canallada avalada por un gobierno en manos de los lobbies y de las instituciones europeas y supranacionales. Eso sí, un gobierno que presume de que hemos salido de la crisis con la que sigue cayendo. Y es que son de piñón fijo, ellos a lo suyo, a defender a los poderosos, que son los que se han forrado con la crisis, y a hundir a la mayoría de los ciudadanos.

Un ministro como este individuo, al que chulean eléctricas y energéticas, debería irse de una vez, porque para defender a estas empresas ya se valen ellas solas que alardeando de libre mercado, practican un oligopolio monopolístico indecente. Eso sí, el señor Soria, mientras tanto, se dedica a hacer de monaguillo de Repsol y les autoriza a hacer fracking, con el grave riesgo que corren las costas canarias y el primer activo de las islas como es el turismo.

Salud y República

2 comentarios:

Genín dijo...

Como siempre, alguien se está forrando...
Salud

María A. Marín dijo...

Yo me quedo con la moraleja gráfica...jejeje.
Tengo encima de mi cabeza un letrero que dice: "Nacida para pagar" y ya nada me sorprende.

Besos