27 diciembre 2014

Con el PP se crece más

Así lo ha manifestado Mariano desde su púlpito ante los periodistas en un mitin soso como él y propio de ligerezas y exageraciones, que dicen mucho de cómo es este presidente, que nos ha traído hasta aquí, aunque se empeñe en vivir en otro planeta o quizá se haya unido a Alicia y viva en ese país imaginario, tan maravilloso como irreal.

Y lleva diciendo que vamos mejor cada año, desde que llegó, y la verdad, uno que es un poco miope no lo llega a ver. Y ahora se ha sacado de la manga que crecemos más, basándose en algunos datos –subrayo lo de algunos, porque son insuficientes y pocos— macroeconómicos.

Para empezar, estos datos, a los que se refiere el presidente mentiroso, no quieren decir que España esté mejor, en todo caso –y sólo refiriéndonos a esos datos— quiere decir que estamos menos mal. Porque él, en un empeño de mantener la falsedad como axioma y de hacer de este país un país de ensueño, nos dice que 2014 ha sido el año de la recuperación y que 2015 será el del despegue económico (lo dicho, este hombre nos quiere llevar a su país imaginario).

Y las razones que da son que el PIB crece más que en toda Europa y que ha disminuido el número de parado en 2014. Y claro ya no dice nada de las exportaciones –ya van dos trimestre que la balanza comercial es de nuevo negativa— ni de que habrá que rezar a la virgen del Rocío –íntima como ustedes saben de la Ministra del Paro y la Precariedad— para pedirle que no vuelva a subir el precio del petróleo y que las economías motoras de Europa, como Alemania y Francia, vuelvan a crecer más.

Mariano Jesusito

Por cierto el paro ha disminuido gracias a que se ha repartido más el trabajo –no hay más, está más repartido en contratos más cortos— y no cuenta los jóvenes que han tenido que emigrar, gracias a su gestión.

Lo que no dice Rajoy son muchas cosas, y ocultar cuestiones importantes y subrayar las que convienen no deja de ser un discurso falso e interesado. Habla de lo que quiere y lo remarca, eso sí, evitando de hablar de la otra parte de la realidad, para los ciudadanos: la más importante.

Pero, en fin, no quiero quitarle la razón y por ello debo decir que es verdad que con el PP se ha crecido y se crece más, por ejemplo:

  • En la deuda pública que ya está en más de un billón de euros, habiendo subido con el gran Rajoy en más de 300.000 millones (¿cómo la pagaremos?).
  • En la cantidad de jóvenes que se ven obligados a emigrar porque no se crea empleo aquí.
  • En la precariedad en el empleo. Los empleos a tiempo parcial y eventuales son la grandísima mayoría. Hoy los empleos con contrato fijo son un milagro.
  • En la desigualdad entre ricos y pobres. Mientras que en otros países esta crisis ha servido para que la distancia entre ambos sectores se reduzca, en España se ha ampliado, de tal forma que estamos a la cabeza de Europa.
  • En el número de parados que no cobran ninguna prestación. Cada vez más es la gente que se queda sin prestación por haber agotado el plazo, y la gente que debido a las condiciones de trabajo tan ínfimas no tiene derecho a casi ninguna prestación.
  • En el número de niños malnutridos y en precariedad alimenticia. Claro que en el país de las maravillas de Rajoy e Ignacio González los niños no están malnutridos sino obesos.
  • En el número de hogares que a pesar de contar con alguien trabajando –debido a los sueldos míseros— las familias no llegan a fin de mes.
  • En el número de desahucios que crece sin parar, habiendo cada vez más pisos vacíos y más gente sin casa.
  • En la desvergüenza al aumentar 3 euros al salario mínimo –el tercero más bajo de toda Europa—, y 2 euros de media a las pensiones (el 0,25%).
  • En el abandono que se hace a los dependientes y a los enfermos críticos (por ejemplo a los de hepatitis C), privándoles de ayuda y del suministro de medicamentos necesarios.

Y podría seguir, pero estoy seguro de que a los lectores de este artículo se les ocurrirán muchos más crecimientos indeseados.

Pues sí, en todo lo anterior este gobierno del PP nos está haciendo crecer más. Sin duda. Lo que no sé es si cuando dijo el Gran Mariano –el presidente de gobierno peor valorado de toda la historia democrática de este país— que este había sido el año de la recuperación y que el próximo sería el despegue se refería a esto.

Se puede estar ciego, pero cuando alguien nos engaña y pretende que veamos una realidad distorsionada, o se trata de un mentiroso interesado, de un necio o de un enfermo. Y quien sabe si no de las tres cosas.

Salud y República

2 comentarios:

María A. Marín dijo...

Todo va bien para su gente y para su familia.
¡Valiente poca verguenza!

Besos

Genín dijo...

Y es verdad que vamos creciendo, pero hacia abajo... :(
Salud