04 noviembre 2014

Indulto encubierto del PP: Jaume Matas a la calle

Y es que sufría mucho. La cárcel no era para él, había que sacarle como fuera. Claro que no se podía hacer nada cuando le tocó entrar en prisión. Se hubiera notado mucho y la opinión pública no lo hubiera consentido.

Jaume Matas, un delincuente de cuello blanco con carné pepero y que cuenta todavía con quince causas pendientes y con una condena firme y, sin embargo, está en la calle.

Es verdad que la condena de esta causa –esperamos que lleguen las otras quince— era de nueve meses y que la ley penitenciaria prevé que una vez alcanzado un tercio de la condena, de acuerdo con criterios objetivos, se le puede pasar al tercer grado.

La clave es que esa objetividad para obtener el tercer grado, que permite salir y volver sólo para dormir a la cárcel, la da normalmente un informe que emite las autoridades de la propia cárcel. Pues bien, el informe en este caso indicaba la conveniencia de que no dieran el tercer grado a Jaume Matas, y a pesar de ello, el gobierno le ha permitido ese tercer grado.

jaume matas carcel

El ministerio del Interior, cuyo responsable es Jorge Fernández, un meapilas redomado, miembro del Opus-Dei que pretende prohibir cualquier tipo de críticas y de manifestaciones aprobando la llamada ley mordaza, el mismo que mantiene cuchillas que hieren a los inmigrantes en Melilla y Ceuta, ese que niega la existencia de la pobreza infantil, ese mismo es el responsable de haber soltado a Matas.

Cospedal ayer mismo dijo que hacían todo lo que podían para castigar a sus corruptos pero que no les podían meter en la cárcel. Naturalmente es verdad, debe ser el juez quien lo haga, ahora bien, parece incoherente, canallesco y vergonzoso que el gobierno del Partido Popular, en contra de lo que dicen, intervenga en la Justicia para beneficiar a los suyos.

En el caso Matas, el modelo de gobierno que recordamos quería Rajoy, la Justicia ha llevado a la cárcel a este ladrón, pero su partido querido, que no le ha expulsado, le ha sacado de la cárcel, apoyando contra todo criterio el tercer grado. Un indulto encubierto. Una vergüenza más que los ciudadanos no debemos olvidar. Por un lado se hinchan a hablar de transparencia y regeneración y por otro sacan a los suyos de la cárcel. ¡Hasta cuándo seguirá la gente votando a este partido!

Y ahora, ¿qué será lo próximo? Qué harán con Castedo, Fabra, Rato, Blasco, Granados y demás recua corrupta. ¿Les abrirán la puerta de atrás de la cárcel? Además de un club lleno de corruptos son unos hipócritas desvergonzados que siguen, a pesar de la que ha caído y está cayendo, creyéndose impunes. Y lo malo es que, en parte, lo siguen siendo. Visto que aquí no dimite ni dios con responsabilidad en el Partido Popular sólo queda una solución: que les ocurra lo de UCD, por ineficaces y corruptos. Que sean los ciudadanos los que al no votarles les pongan en su sitio.

Salud y República

3 comentarios:

Genín dijo...

Ellos a pesar del acojono que tienen con Podemos no pueden evitar ser lo que son, y eso les va a perder muy pronto, no se dan cuenta que los tiempos cambian y que la gente tiene mucha información, ya no se nos puede engañar como antes, al menos eso espero y que los que les votaron se quiten la venda de los ojos... :)
Salud

Maria Luisa López Cortiñas dijo...

A ver si alguno se cansa y canta... ¡qué jartura madre! ¡qué jartura!

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Nosotros tenemos al mismo vicepresidente procesado por diez causas.. y sigue presidiendo el senado!
=(

http://www.perfil.com/politica/Amado-Boudou-suma-diez-causas-en-la-Justicia-federal-20140629-0053.html