02 octubre 2014

Los sinvergüenzas de CajaMadrid

¿Es posible que no haya una semana sin que se desvele otro grave caso de corrupción? Pero, ¿qué hemos hecho los ciudadanos para tener a estos representantes? Una sola cosa: haberles votado cuando debíamos haberles botado.

Hay algunos casos de corrupción que son delirantes. Todos los conocemos: Urgandarín, la Gürtel, los ERE’s de Andalucía, los varios y tremendos casos de la Comunidad Valenciana y algunos otros. Y, entre ellos, el de CajaMadrid hoy llamada Bankia.

Lo de los consejeros y directivos de Bankia no tiene nombre. Mientras que todos los españolitos de a pie nos hemos endeudado hasta las cejas para levantar esa entidad que habían hundido, ellos se ponían sueldo, bonos y demás emolumentos que no se los saltaba un gitano y, por si fuera poco, inducían y obligaban a sus subordinados a que engañaran a los clientes más débiles para colocarles las preferentes. Y, además, hemos sabido ahora que disponían de tarjetas maravillosas, que con cargo a la entidad bancaria, les permitía comprar lo que les viniera en gana sin soltar un euros de su peculio particular y sin pasar por Hacienda.

Bankia-rescate

Y, claro, los pobrecillos que padecían hambre han comido en restaurantes de lujo, al no tener con que vestirse se han comprado ropa, como tenían que trasladarse, han echado gasolina, y soñaban con viajar y viajaron. Y muchas más cosas. No había límite. Total, a cuenta de CajaMadrid y Bankia, rescatada con 24.000 millones de euros por el gobierno (o sea por todos nosotros), ellos se han gastado 15 millones en estas chucherías que les ha hecho felices y cumplían sus humildes sueños. Pensemos que los pobrecillos cobraban una miseria, entre 100.000 y 500.000 euros anuales. Como pueden comprobar apenas el salario mínimo.

Tarjetas de crédito opacas que no sólo han servido para gastar dinero público en favor de los 86 titulares, sino que además han sido imputadas dentro de la contabilidad de Bankia como “error del sistema” (???) y todo al margen de Hacienda, o sea sin pagar un euro de impuestos.

Estos sinvergüenzas que supongo –cualquiera sabe, ahora dirán que esto era legal— que se enfrentarán a la Justicia, eran de diversos partidos, de organizaciones empresariales y sindicales, lo que hace que la degeneración sea amplia y las responsabilidades múltiples.

Aquí estaban pringados personajes del PP, del PSOE, de IU, de UGT, de CC.OO, de la CEOE y otros a los que acercaron al pesebre por afinidad, amistad o intereses varios.

Es una vergüenza que hoy todavía Blesa y los demás consejeros estén sin juzgar, mientras que el juez que le metió en la cárcel está acusado y tiene que volver a sentarse en el banquillo.

Todo el mundo puede comprender que haya un corrupto en un partido político, pero lo que hay que hacer es poner filtros para que estos casos ocurran lo menos posible (se ve que aquí se hacía lo que querían estos corruptos sin que nadie les controlara, a pesar de ser dinero público) y si ocurren hay que tomar medidas inmediatamente, expulsando al individuo y si es pertinente creando una comisión de investigación para aclarar los hechos.

El caso de Izquierda Unida es grave y es el que más me duele, porque se ha mantenido a un individuo como Moral Santín representando al partido durante mucho tiempo, pero una vez que ocurrió el rescate, Izquierda Unida cesó a este consejero, que era vicepresidente, le ha puesto una querella y está pidiendo una comisión de investigación en la Asamblea de la Comunidad madrileña para investigar lo ocurrido con estas “black cards”.

Ante esta tropelía colectiva de estos sinvergüenzas debe actual el fiscal anticorrupción, se debe exigir el dinero robado y juzgar a estos chorizos. Y sobre todo poner los filtros y controles necesarios para que no vuelva a ocurrir en organismos públicos o semipúblicos. Veremos cómo actúan otros partidos, de momento el PSOE ha dicho que les van a abrir expediente (ya veremos si esto no se queda en nada) y el PP, de los varios consejeros y directivos que tiene, sólo ha actuado contra dos. A los sindicatos no les consta, la CEOE no ha dicho ni pío. Las acciones tienen que ser más contundentes, sólo de esta forma se podrá cortar en gran parte este problema generalizado de corrupción.

Y luego se preguntarán por qué los ciudadanos están cada día más alejados de sus representantes.

Salud y República

5 comentarios:

Jesús páez dijo...

Está bien la pregunta, pero puede que debieramos hacernos otra ¿por qué la UDEF y la Fiscalía Anticorrupción no se ponen a investigar sin tener que esperar a que alguien (particular o medio de comunicación) levante la liebre?

Genín dijo...

Esto ya es para vomitar, aunque me quedo con uno que gastó únicamente 100€, no recuerdo como se llama, deberían premiarlo...
Salud

María A. Marín dijo...

Que ahora salga todo esto ¿no te parece mosqueante?
¿No será que saben que no habrá condena penal?
¿Estarán haciéndonos luz de gas?
Disculpa, pero solo te planteo preguntas...

Besos y buen finde.

mariajesusparadela dijo...

Si ha llegado la hora de mirar tarjetas deberemos estar preparados para llevar muchas sorpresas ¿o por qué crees que un famoso pepero ha dicho "todo el mundo lo sabía, incluída hacienda"?. Debería ser obligatorio que senado, congreso, susecretarios, delegados y un largo etcetera enseñansen las tarjetas de las que disponen...

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Por aquí ya nos hemos quedado sin capacidad de asombro.
=(

P.d no se ven las últimas imágenes.