24 noviembre 2012

La inmunidad de los antidisturbios


Pues no, aunque ya lo sabíamos, ésta es otra confirmación de que la ley no es igual para todos. Las fuerzas del orden público tienen bula, una inmunidad permanente.

Ya sabe todo el mundo que ha habido comportamientos violentos, deshumanizados y fuera de la ley de algunos antidisturbios, que se toman la justicia por su mano, sabiendo que esos abusos no se pagan, siempre amparados por sus superiores políticos que siempre les apoyan.

Pues bien, es curioso ver cómo el presupuesto de alguna partida es de chicle, y mientras que las otras partidas tienen que contener el gasto, otras se estiran sin que pase nada aunque se amplíen.

Por ejemplo, hace unos días se ha aprobado la creación de un nuevo cuerpo de policía antidisturbios, llamado “Los Bronces”. Son 378 policías más que se unirán bajo el mandato de esa nueva Rambo, en la que se ha convertido la delegada del gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes. Por lo tanto, mientras que no se reponen los puestos fijos de funcionarios, se eliminan a los interinos, aquí se crean 378 puestos de policía para controlar manifestaciones y concentraciones. Además de los gastos que se han de añadir, como son los de los uniformes y equipamiento de estos policías, incluidas las armas correspondientes.

Todo se recorta, menos los gastos en policía y en defensa (hace un mes se amplió el presupuesto más de 1800 millones de euros). Pero el problema no es solo la prioridad económica de este gobierno, que prefiere dar palos a dar becas, sino a la inmunidad con la que actúa la policía, sin temor alguno. Probablemente porque cumple las órdenes de los responsables políticos. Así es que nos encontramos con una situación de indefensión ante las fuerzas antidisturbios que pasma.


En primer lugar, al contrario que ocurre en otros países, la policía antidisturbios no lleva el número de placa de forma legible y cuando se le pide no lo da, por lo que es casi imposible poder defenderse de los abusos que cometa.

En segundo lugar, cuando los abusos son graves y se han podido constatar porque hay pruebas, dicen que abren investigaciones, de las que nunca se sabe cómo terminan, porque cuando se pregunta siempre están en curso y nadie sabe nada.

En tercer lugar, las investigaciones abiertas son internas. O sea, policías que juzgan actuaciones de sus colegas. ¿Alguien puede creer que exista la mínima imparcialidad?

Y, por último, la noticia que acabo de leer. Cuando, por alguna extrema acción, se condena a algún policía (cuestión tan increíble casi como que las ranas críen pelos) resulta que llegan sus amigos del gobierno y los indultan. Este año ya van dos indultos, uno en febrero y el otro muy recientemente. Total que siempre se van de rositas. Por lo tanto, ¿alguien cree que los antidisturbios tienen algún miedo a propasarse? Yo estoy seguro de que no. En el peor de los casos, les indultan.

Salud y República

7 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Los bronces es para disimular, hay que cambiar la e por a.
Somos el único país de la unión donde no llevan identificación.

Neogéminis dijo...

Mala señal cuando las nuevas partidas se aplican para la represión.
Un abrazo

Antonio Rodriguez dijo...

Eso es que la tenemos acagonada, a la Cifuentes, y por eso necesita una ayuda extra de antidisturbios para poder controlar a tanto protestón.
Salud, República y Socialismo

Genín dijo...

Esperate, que luego vendrán "Los platas" y después "Los oros"...jajaja
Salud

Camino a Gaia dijo...

Solo nos falta que empiecen a pagar paramilitares fascistas con dinero público ¿O realmente llevan haciéndolo durante años?
Un saludo

Dean dijo...

Se está demostrando que la democracia no es necesaria hoy y que realmente nunca lo ha sido, o que se lo pregunten a los Franquistas actuales o a cualquier simpatizante de los partidos de extrema derecha que tanto auge tienen hoy en la vieja Europa.
Un saludo.

Dilaida dijo...

Esto que cuentas a mi me trae muy malos recuerdos, tal vez no tarden en ponerles el uniforme color gris, y ya está...Como si los años no hubiesen pasado.
Bicos