20 noviembre 2012

Clasismo con los inmigrantes

Si no fuera por la transcendencia tan negativa de las medidas que toma, podríamos decir que este gobierno es de chiste, y que en vez de soluciones provoca constantes disfunciones, grandes injusticias y un sectarismo exacerbado.

O sea, juegan con los inmigrantes como les viene en gana y actúan aplicando un criterio de selección basado en la inmoralidad. Las medidas políticas que están tomado los peperos cruzan la línea de la xenofobia, encerrando a los inmigrantes sin papeles en instituciones sin ningún tipo de garantía (los CIE) donde se  cometen actuaciones y torturas sin control, antes de devolverles a su país de origen. O bien, se les excluye de la Sanidad pública por el hecho de no tener papeles.

Muchos de estos inmigrantes llevan más de seis años y esperan ese permiso de residencia, sin éxito. Sin embargo, han estado aquí ayudando a este país y trabajando durante un tiempo en las labores residuales que les dejábamos los españoles. Hoy, ven cómo su esfuerzo desaparece, les quitan su casa y les dejan en la miseria, teniendo muchos de ellos que volver a su país.

inmigración con dinero

Pues bien, mientras esto sucede, este gobierno clasista, xenófobo e ineficaz, se saca de la mango una medida por la que a cambio de la compra de una vivienda de “no menos de 160.000 euros" se concede a los extranjeros el permiso de residencia.

Desde luego, ninguno de los inmigrantes que están aquí pasando penalidades dispone de esa cantidad, y sin embargo se abre las puertas a los inmigrantes con esos medios, a los que se les da la bienvenida con un permiso de residencia, con la única condición de la compra de la casa. O sea mientras a una gran mayoría, que han aportado su grano de arena en el crecimiento de este país, durante cierto tiempo, hoy se les expulsa, a otros desconocidos se les permite que puedan ser ciudadanos de primera, por el mero hecho de tener dinero.

A los inmigrantes sin papeles se les quita los derechos de sanidad –porque dicen que había un abuso y parecía que venían aquí a gozar de esa “sanidad modelo”—, y ahora a los ricachones que lleguen se les permitirá, sin el menor control ni recato que utilicen los servicios sanitarios, educativos y sociales, por el mero hecho de tener dinero. ¡Viva la plutocracia!, aunque no sé si llamarla ‘putocracia’.

Se piensa en los chinos y rusos ricos, así lo ha confirmado el gobierno. Esos nuevos ricos que con el sistema capitalista salvaje de su país se ha enriquecido en poco tiempo, y buscan nuevos lugares donde especular. Esos son los que van a venir. Vendrán –en el mejor de los casos, si no vienen a cosas peores— a comprar varias viviendas a precios mínimos y a esperar las vacas gordas para venderlas y forrarse. Por cierto, de paso, se da de comer al Banco Malo, ese banco lleno de activos tóxicos que pagamos todos.

Total que ya saben ustedes, amigos rusos y chinos con pasta gansa, ahora pueden obtener, para hacer lo que les venga en gana y sin control ninguno, un permiso de residencia con tres dormitorios y una terracita con vistas al mar, por un módico precio. Mientras que, con suerte y si queda alguno, podrá contratar de forma ilegal a algún inmigrante sin posibles, para que le limpie la casa y les saque el perro.

Estamos llegando a ser un país peculiar en el que te pueden quitar derechos, excluirte socialmente, mandarte a la miseria absoluta, mientras que a otros se les recibe como al míster Marshall de la película, por el mero hecho de tener 160.000 euros. Y es que seguimos todavía, con el eslogan fraguista de hace más de cuarenta años: Spain is different.

Salud y República

5 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Facilitando el blanqueo de dinero, el juego, la trata de mujeres, promocionando el vino de Jerez...ya entiendes: quien paga, manda.

Neogéminis dijo...

Si la oferta es buena, pueden venderles, por ejemplo, Catalunya, y de paso le dan gratis la residencia!

Genín dijo...

España tiene una larga tradición de vender sus cosas a los de fuera con dinero, y ni siquiera al mejor postor...
Que penita me da este país...
Salud

Isabel Barceló Chico dijo...

Es una idea buenísima para que aún vengan más mafias rusas, chinas y de todas las nacionalidades. Con tal de que no pierdan los bancos... Saludos cordiales.

Antonio Rodriguez dijo...

Hoy he visto en una cadena de TV que hasta Portugal exigen mayores inversiones para obtener la residencia (500.000 euros.)
No se puede mercadear con la dignidad de las personas. El permiso de residencia no puede estar ligado al poder adquisitivo de las personas.
Salud, República y Socialismo