11 agosto 2010

Jueces españolísimos

El hecho de que un inmigrante para poder nacionalizarse deba conocer la cultura española es discutible. A mi modo de ver, bastaría con el deseo del inmigrante y el compromiso del cumplimiento de las leyes vigentes para poder optar a ser español. Pero claro, hay que poner cortapisas, unos deben demostrar que tienen poder y otros tienen que someterse a las restricciones que les impongan, por obligación. Como si el lugar de nacimiento se pudiera elegir. El día en que se admita que el lugar de nacimiento es una cuestión casual --una verdad de perogrullo—habemos dado un paso adelante considerable.inmigrante

Mientras tanto, los inmigrantes para hacerse españoles, deben pasar un test “cultural” –disculpen las comillas, pero eso de cultural es mucho decir— y contestar, además, quién es el presidente del gobierno, o qué río pasa por Valladolid –que como cualquiera sabe es un río del que se aprovecha su paso por allí, con asiduidad—, cuestiones con tan mala leche como qué ocurrió en 1868 –estoy convencido de que ni el 10% de los españoles la contestaría correctamente—o cuestiones tan culturales cómo quién es Rafael Nadal o qué es Zara o si conoce El Corte Ingés. Como pueden comprobar temas de alta cultura que miden la adaptación de los emigrantes a nuestros valores patrios.

Pero ya lo que parece --y perdónenme ustedes la expresión—para mear y no echar gota, es lo de un juez de un pueblo de Gran Canaria, donde una de las preguntas es ¿conoce usted el nombre de algún torero español? Desde luego la cosa es de nota, porque este juez de tres al cuarto, debería en primer lugar estudiar las leyes promulgadas por su Comunidad, y quizá se daría cuenta de que hace más de veinte años, en Canarias, se han prohibido las corridas de toros y que preguntar eso allí, no sólo denota ignorancia o mala fe, sino ineptitud para ese puesto.

Así es que ya saben, los extranjeros que quieran nacionalizarse, además de incluir entre los libros de estudio, las revistas Diez Minutos, Hola o Pronto, los periódicos Sport o Marca y alguna revista de tauromaquia, tendrán que conocer la vida y obra de la españolísima Belén Esteban y soportar a un juez inútil incapaz de conocer las propias leyes de la comunidad donde opera.

 

Salud y República

15 comentarios:

Felipe dijo...

Lo acababa de leer en Público y ya no sabía si cabrearme o reir(por esperpéntico).

Cómo ese cafre,más que juez,puede actuar con esa impunidad?

Sí,para mear y no echar gota sino se tratase de rechos esenciales de la persona.

¡Joder,qué tropa!

Saludos

Miguel Sp dijo...

Totalmente de acuerdo Rafa, la ineptitud no solo abarca jueces, sino altos cargos del estado que permiten que haya jueces miserables como estos.
Mi felicitación por todas tus entradas de blog, si alguna me hace estar en desacuerdo, también lo diré.

Dilaida dijo...

Yo también lo he visto en Público esta mañana y me hizo gracia...¡qué juez más cachondo!.
Estos señores jueces como se aburren mucho, no se les ocurre otra cosa que fastidiar a gente que sólo quiere vivir.
Bicos

Anónimo dijo...

¿alguien se imagina si esto lo hubiera hecho el señor Ibarretxe?

mitxel

mariajesusparadela dijo...

ESPERPÉNTICO TOTALMENTE.

javi dijo...

Nunca creer uno haber visto la ultima estupidez.

Yo me niego a responder sobre el nombre de ningún matatoros, ¿soy ilegal?

Antonio Rodriguez dijo...

Las estupideces de los jueces españoles no tienen limite, parece que estuvieran compitiendo por entrar en el libro de los Gines.
Salud, República y Socialismo

Neogeminis dijo...

Es tragicómico, de veras... Habría que recordarle a ese y otros tantos jueces que cuando miles de españoles buscaron refugio en otras tierras escapando del hambre y la guerra (por lo menos por aquí) se los recibía sin exclusiones.

Un abrazo.

Mª Mercè dijo...

Anda! Si a mi me preguntaran alguna de esas cuestiones, seguro que no me daban la nacionalidad española! ;)

Molts petons!

Cris dijo...

Paso a leer tu entrada y me asombro, aunque no debería, la estupidez no tiene nacionalidad.
Cariños

Ciberculturalia dijo...

También yo lo había leído y me he cogido un cabreo supino. ¿Te acuerdas que hace unos meses, pocos, otro juez impuso una encuesta que un porcentaje alto de españoles no sería capaz de contestar?
Este ya cierra el círculo de estupidez
Lo peor es que el sistema pemita que estos individuos existan
Un beso

Anónimo dijo...

permítame don rafa que vuelva a abusar de su hospitalidad para decirle que la asociación de le memoria histórica ha encontrado el cuerpo de un joven campesino fusilado por falangistas durante la guerra.

El hecho ha ocurrido en un pueblo de León, según leo por ahí, y aunque se ha presentado la Guardia Civil, ningun juez ha aparecido, como debiera ser su obligación ante la apareición de restos humanos.

no nos cabe duda, que mil paleontólogos y estudiosos se hubieran acercado al lugar, y gratis total, si los restos pertenecieran, por ejemplo, a un dinosaurio.

¿que está pasando?

¿qué coño de transición hemos hecho?

¿hubo limpieza en los cuerpos represivos? no, claro que no, sobre todo en el mayor cuerpo represivo del estado, el de la judicatura.

sepan los jueces que desde aquí les envío mi desacato, mi más despreciables palabras, que yo me cago en sus muelas y que son una pandilla de impresentables que en lugar de jueces, debierna ocupar el banquillo de los acusados por cómplices de crímenes de lesa humanidad.


y a esos venerables huesos del campesimo asesinado, mucha salud y mucha república, pues valen infinitamente más que el sistema judicial español.


mitxel

Genín dijo...

Amos, amos, mira que no preguntarle por Carmele Marchante y Paquirrín...Amos...
Salud

Txema dijo...

Ver para creer.

saludos

RGAlmazán dijo...

Felipe, aquí los jueces --menos Garzón-- pueden hacer lo que quieran y no les pasa nada.

Miguel SP, de acuerdo, no sólo los jueces.

Dilaida, no sé si la palabra es "cachondo" o "cacho-perro". Bicos

Mitxel, se hubiera montado un pifostio de mucho cuidado.

María Jesús, tal cual. Bicos.

Javi, no te preocupes, me uno a tu ilegalidad.

Antonio, si siguen así lo conseguirán.

Mónica, tienen mala memoria selectiva. Besos.

Mercè, seríamos muchos los que probablemente no pasaríamos el examen. Besos.

Así es, Cris, en todos los sitios cuecen habas. Besos

Carmen, el sistema cuando se trata de medidas contra los débiles permite todo. Besos.

Genín, esa es la próxima pregunta.

D. Txema, ya ve usted lo que se guisa por la justicia.

Salud y República