20 julio 2016

Los independentistas pactan con Rajoy

¡La repanocha! Difícil poder ser más incoherentes en una votación. Se han peleado, han jurado y perjurado que son aceite y agua, que no se entenderían nunca. Independentistas y nacionalistas españoles parecían enemigos acérrimos y sin embargo…

Ahí les tienen, tanto el PNV como los Convergentes han votado a favor de la candidata del PP, como si tal cosa. Y ahí queda el PP, orgulloso –ahora--, de abrir el diálogo con los independentistas. Ésta es la vida parlamentaria de la derecha. Trilerías, mentiras y desvergüenzas.

La cabra... siempre tira al monte

Se ve que no ha pasado nada. Yo no sé si es que los independentistas son masoquistas o el PP se ha vuelto independentista. Por una silla parece que todo es posible. Hay que recordar que el PP tiene imputado a Homs, el mismo personaje que dirige el grupo que ha votado a favor del PP. ¿Hay quién entienda esta incoherencia?

Ya sé que tanto PNV como los Convergentes son de derecha, pero también es verdad que han dicho por activa y por pasiva que con este PP ni agua. Se ve que han debido tomar vino y se les ha nublado el voto.

Una vez visto este cambalache indigno, nos queda la pregunta del millón: ¿Por qué estos dos grupos independentistas han votado al grupo enemigo número uno del independentismo? ¡He aquí la cuestión!

Desde luego no creo que sean imbéciles ninguno de los tres grupos. El PP ha conseguido abrir una puerta en los independentistas y éstos han dado sus votos a cambio de algo. Fíjense como será la cosa que estos dos grupos lo siguen negando y sin embargo el PP, orgulloso, lo ha confirmado.

Les da vergüenza, mejor dicho no sé lo que les da, porque vergüenza no tienen. Lo del PP no tiene nombre porque su lucha más cerrada --con imputaciones y Tribunal Constitucional incluido--, ha sido en los últimos dos años contra el independentismo, y los de Convergencia y PNV para votar al PP tienen que haber conseguido importantes contraprestaciones, porque para ellos éste era su enemigo natural.

Siempre he creído que el PNV, independientemente de ser de derechas, era un grupo cabal, razonable, equilibrado. Pues me he equivocado. Sin duda ha perdido el norte. Porque hay cuestiones que implican perder la dignidad y, después de lo ocurrido, votar al PP es una de ellas. De los Convergentes mejor no hablar. Lo que han hecho es para que les retire su voto hasta el Tato, aunque vistas las tragaderas de los electores, me temo que no pasará nada.

De ahora en adelante puede pasar de todo. Incluido que voten estos dos grupos a Rajoy en la investidura, aunque ahora lo nieguen. ¿Es que tienen ahora más credibilidad que cuando decían que con el PP ni flores?

Estas son las incoherencias que hace que la estima de los ciudadanos a los políticos sea cada vez menor. Y con razón. Porque uno puede cambiar de criterio siempre que se explique y sea razonable. Lo que no es admisible es que se niegue lo que se vota, no se explique y además, con esa votación, se derrumbe la torre de argumentos que mantenía su coherencia. Y estos tres grupos los han conseguido con una simple votación. ¡Hay quién dé más!

Salud y República 

3 comentarios:

Genín dijo...

Desde luego, yo no doy ni un duro por ninguno de ellos... :(
Salud

Juan talavera dijo...

En dos palabras, como decía el otro: in-dignante, in-coherente,in-decoroso..será para dar crédito a esos dichos que la política es una M....

Juan talavera dijo...

En dos palabras, como decía el otro: in-dignante, in-coherente,in-decoroso..será para dar crédito a esos dichos que la política es una M....