10 julio 2012

Los mineros: ‘De Madrid al cielo’


Hoy y mañana Madrid vivirá dos días emocionantes. Esta noche, las dos columnas de la marcha negra, la de Aragón y la de Asturias, se unirán en un único clamor: Luchar por su futuro. Porque el problema es que todos los gobiernos democráticos que han existido han prometido una alternativa de trabajo a la minería, y todos, sin excepción, han incumplido sus promesas.

Hoy hay geografías que viven única y exclusivamente de las minas, y la desaparición de éstas significa el fin de las comarcas, la muerte de la zona, la desertización y la miseria.

Por eso, porque no pierden nada al manifestarse, y sí que pierden si claudican, los mineros se han lanzado a defender su trabajo, su familia, su tierra. Y ahí han quedado mineros encerrados en las minas, mujeres que se manifiestan por el trabajo de sus maridos, por su familia, por su tierra. Y están llegando a Madrid, decenas de mineros después de 400 km y 40 días de caminata. La Marcha del Carbón pisa la capital.

¿Por qué teniendo un acuerdo firmado el gobierno no lo cumpla y quiera acabar por las bravas con esta gente? Las razones económicas no pueden imponerse a las humanas. ¿Por qué las soluciones de reactivación industrial de esas comarcas no se han cumplido, y las minas es lo único que les queda?


Es verdad que el carbón no es el futuro, pero hoy es imprescindible y, mientras tanto, hay que buscar una solución para esas comarcas. Porque las promesas incumplidas no pueden hacer que las paguen quienes no tienen culpa.

Los mineros están dando un ejemplo a todos los trabajadores de lo que se puede conseguir estando unidos. Porque lo van a conseguir. Con la ayuda de todos, estos héroes han de estar arropados por todos, porque nos jugamos mucho. Si los mineros no consiguen su objetivo, todos habremos sucumbido. Nada será igual.

Este gobierno tiene que mantener lo acordado en el plan 2006-2012, y no cambiarlo unilateralmente, porque está en juego la palabra de un Estado y la seguridad jurídica. Si los acuerdos no se respetan, qué fiabilidad tiene firmarlos.

No sé si da risa o ganas de llorar cuando este ministro sieso habla de que no es posible sacar 200 millones. Hay que ser un capullo. El dinero que les corresponde es de fondos europeos y además, después de ver el dinero que se lleva la banca o las subvenciones que reciben otros sectores, esa excusa es vergonzosa.

Esta noche será una noche emotiva, todos los mineros y todos los madrileños que se acerquen a recibirles, serán una sola voz. Es necesario que el recibimiento, como ya ha ocurrido por donde han pasado, sea masivo. Madrid tiene que ser la caja de resonancia de esta Marcha Negra.

Mañana será la gran manifestación. Y allí, mineros y trabajadores llegarán hasta el ministerio de Industria, donde esperan ser recibidos para reconducir este problema. Porque este problema es vital para los mineros, pero también para este gobierno, incapaz de ayudar a los necesitados y siempre dispuesto a obedecer a sus amos.

Ya está bien de jugar con ventaja. El gobierno tiene la fuerza y lo ha demostrado –en Ciñera sin ir más lejos--, pero no tiene la razón. No se pueden romper acuerdos de forma unilateral y pensar que los trabajadores van a aplaudir. Los acuerdos están para cumplirlos y el futuro para pactarlo.

Todos unidos digamos basta. Madrid está con los mineros. Ojalá que el dicho “de Madrid al cielo” se haga cierto para estos trabajadores. Hoy y mañana todos somos mineros. Juntos lo conseguiremos.




Esta es la verdad sobre el problema de la minería

Salud y República



7 comentarios:

Genín dijo...

Haber si esta vez tienen suerte y negocian con alguien que luego cumpla, lo cual, siendo realistas y teniendo en cuenta a historia, parece casi imposible teniendo en cuenta los que mandan que ya son genéticamente enemigos de los mineros desde el siglo pasado, incluso antes...
Salud

María A. Marín dijo...

A los mineros siempre les están dando desde todos los ángulos, incluso sus propios sindicatos no están por la labor.
Para mí,los mineros son el ejemplo que queda en este país de lo que un trabajador debe hacer para defender lo suyo.
Si esto no sale bien, entonces ya sí que estaremos de rodillas ante el patrón para siempre.

Saludos

Neogéminis dijo...

Sin duda no hay grandes intereses que tengan allí invertido sus capitales...¿qué les importa la simple vida de la gente?

mariajesusparadela dijo...

También los que no estamos en Madrid estamos con vosotros y con ellos.

Ciberculturalia dijo...

Mañana iré a la manifestación ante el ministerio de Industria
Besos

Eastriver dijo...

Voy a seguirlo con emoción desde la lejanía. Desde luego, todos somos mineros, ni que sea porque todos estamos muy puteados... Temo las explicaciones que mañana se darán a los sindicatos de mi sector. Y los mineros son un ejemplo de lucha y consenso-.

Juanjo dijo...

Yo también estoy con ellos, no en vano, me crié en una comarca minera y orgulloso de ser minero (mi colegio se llama Santa Bárbara).

Mi abuelo trabajó en la mina muchos años desde los 6 años, por tanto, estoy con esta gente aunque no pueda estar en la manifestación con ellos.

¡Saludos!