11 junio 2019

Ciudadanos: ¡A pillar cacho con la extrema derecha!


No es ninguna sorpresa. El hecho de que apoye y se apoye en la extrema derecha estaba más claro que el caldo de un asilo. Eso sí, siguen negando la evidencia. Mientras Vox y el PP confirman el acuerdo, el de la mesa de la Asamblea, Ciudadanos insiste en que ellos no han acordado nada. Toman el pelo a los medios, a sus electores y a todos los demás.

Creen que somos gilipollas y francamente no sé cuántos de sus electores lo son, si son capaces de creerse las mentiras del partido naranja, cuyos vaivenes superan a las montañas rusas.

Hace diez años se presentó a las europeas con Libertas, en una clara coalición de extrema derecha, posteriormente le vinieron ínfulas progresistas y decidió anunciarse como socialdemócrata. Más tarde, viendo que no era creíble, decidió convertirse en un partido de centro, para terminar al final, después de una década, volver a sus orígenes, o sea a alinearse con la extrema derecha, con Vox.

Según el momento, el objetivo de Ciudadano siempre ha estado claro: pillar cacho. Su lema bien podría ser: “Vamos, Ciudadanos. Todo por el poder”. Que más da que sea con unos o con otros. Actualmente está con la derecha, quién podría saber dónde estará mañana.

Su objetivo en los últimos años ha sido, según dicen –mintiendo nuevamente--, la regeneración de la política española. Y curiosamente se han alineado con el partido corrupto por excelencia, apenas han tenido ocasión. Han mantenido al PP en la CAM, donde la corrupción ha sido gravísima y pretenden seguir blanqueándola y tapado iniciativas que hubieran desvelado aún más las vergüenzas del gobierno pepero.

En esta última etapa, han prometido por activa y por pasiva que nunca gobernarían ni con el PSOE ni con Vox. Y sin embargo, ahí les tenemos, primero fue Andalucía, y hoy se ha concretado, aún más, al hacer que entre Vox en la mesa de la Asamblea madrileña y, por ejemplo, dejando fuera a otro partido, Mas-Madrid, que en la CAM cuenta con casi 200.000 votos más. Y eso habiendo pretendido que creamos que todo ha sido por arte de birlibirloque. Y dicen que no han pactado.

Son políticamente mentirosos y cobardes. Niegan lo evidente para que parezca lo que no es. A pesar de que los dirigentes del PP y de Vox han confirmado el acuerdo, ellos lo niegan, tratando de salvar los muebles con su electorado –al que prometieron que no iban a llegar a acuerdos con la extrema derecha-- y con Europa, donde los liberales están que arden al ver cómo los naranjitas empoderan a un partido que ellos desprecian.

Mientras que los peperos han sido coherente y han decidido pactar con un partido al que consideran una escisión suya, los muchachos de Ciudadanos niegan el pan y la sal, para luego venderse por una presidencia de la Asamblea madrileña, o sea por un plato de lentejas envenenado. Eso sí, en silencio, en secreto, como si no hubiera ocurrido.

Y, también por el otro lado. Todos recordamos el cordón sanitario que impuso al PSOE, con el que nunca pactaría por ser pro-independentista. Pues bien, ya están bajando la guardia también. En algunos municipios, con tal de pillar poder, pretenden hacer acuerdos antinatura con el PSOE. Es lo que tiene no tener ideología. Ya ha dicho su líder Rivera, en más de una ocasión, que él no ve ni rojos ni azules, sino españoles. Yo que soy un antiguo le mandaría a Ulloa Óptica para que se gradúe la vista.

Es el partido menos fiable que hay, sin dudas. Todos los otros partidos tienen una coherencia ideológica. Son personajes que van en busca del poder a cualquier precio y en cualquier dirección. Les da igual. Vieron cómo el 155 y el odio a los independentistas les daban votos y no tuvieron el mínimo empacho en exagerar y en adelantar por la derecha al mismo PP. Mi reino por un voto.

Lo grave es que, por desgracia, hasta ahora les ha funcionado, aunque espero que con estos altibajos, estas incoherencias, se les vea de una vez el plumero y sus propios militantes y electores les vuelvan la espalda. De tener éxito, nos terminaremos convirtiendo en un Estado patriotero donde la política será un juego cuyo único objetivo será conseguir votos, aunque sea mintiendo vilmente y traicionando a tirios y troyanos.

Salud y República




1 comentario:

Maria dijo...

Estoy en un momento político que me parece que es a ti al único que leo sobre el tema.
Por un lado me da miedo, por otro asco, por otro vergüenza...y así hasta la arcada.
Que después de haber estado sufriendo (yo los coletazos) de una dictadura, hayamos retrocedido a esta negrura tan negra...
Mira Rafa, en Andalucía ayer se empezó a hablar que para tener presupuestos con los de extrema derecha hay que eliminar lo que se preparó para la Memoria Histórica, nada de apoyo a la violencia contra las mujeres, etc. PP, C,s y Vox están haciendo de las suyas, y ahora van a repetir jugada en el resto del país.
Me pilla mayor pero me nace irme de aquí.

Salud.