30 mayo 2018

Cospedal contra la Justicia, o el más allá de la vergüenza y la infamia


La número dos del partido popular, Doña Dolores de Cospedal, marquesa del FSD (Finiquito Simulado en Diferido), no sólo ha insistido en exculpar a su partido sino que, además, ante los diputados de la oposición se ha puesto flamenca y ha ido más allá con su chulería. Y es que, en vez de pedir perdón, lamentar lo ocurrido, según esta gentuza no ha pasado nada, ha fabricado falsas conclusiones sobre la sentencia de la Gürtel, con ínfulas exacerbadas, jactanciosas y agresivas. Sólo el PP de Castilla-León ha demostrado que pedir excusas es lo que hay que hacer.

Toda la vida diciendo que hay que respetar las sentencias (naturalmente, cuando les ha convenido) y resulta que ahora los peperos dicen a los jueces que mienten, dando a entender que siguen en la línea que marcó Rajoy hace años, o sea que se trata de una conspiración contra el Partido Popular. ¡Tiene huevos!

Este dama de alta cuna y peineta clamorosa, tan católica de pro, tan ministra militarota, tan amiga de Millán Astray, tan enamorada del novio de la muerte, ve una sentencia leve con mentiras y con errores de los jueces. ¡Quién lo iba a decir! Toda la vida clamando que hay que esperar a la Justicia y que hay que respetarla, para caer tan bajo y tan canalla.

Estas son algunas de las falsedades que ha remarcado en su comparecencia parlamentaria sobre la sentencia de la Gürtel, y que pretenden decir lo contrario que la sentencia. Según sus palabras:
·        No ha condenado al PP (falso).
·        No es unánime (más falso).
·        No prueba la existencia de una caja B (falsísimo). Y sigue: “las manifestaciones sobre esta caja son irrelevantes”
·        Dice que el PP no sabía lo que hacían sus corruptos (otra falsedad más). Debían ser de otro planeta.

Y añade otra serie de aseveraciones chulescas, inverosímiles o contra el tribunal que lo ha juzgado:
·        El López del Hierro que aparece en los papeles de Bárcenas no es su marido (hay muchos con ese nombre: Cospedal dixit). Y acusa a Podemos de machismo por hablar de su marido.
·        Cuando acusan a su partido de corrupto, se lo devuelve a Esquerra Republicana, sin que exista ningún caso.
·        Se atreve a asegurar que los jueces se equivocan y que no pueden poner en duda la credibilidad de su capo –Mariano Rajoy--, porque esa virtud la dan las urnas y no los jueces. (Las mayorías elegidas pueden delinquir y tener inmunidad).
·        Le echa la culpa a Correa de crear la trama (se ve que los pobres peperos, sólo ponían el cazo).
·        Ve natural el famoso finiquito a Bárcenas (simulado y en diferido). Algo absolutamente ilegal, puesto que le seguían pagando la Seguridad Social porque no estaba despedido.
·        Y como colofón, afirmó: “EL PARTIDO POPULAR HA HECHO MUCHO CONTRA LA CORRUPCIÓN”.

Después de estas barbaridades, mentiras y declaraciones chulescas no queda otra que pensar que la Marquesa del FSD, -- Abogada del Estado--, debe haber cursado la carrera en la Universidad Rey Juan Carlos y el presidente del tribunal opositor debió ser Manuel Pizarro (ya saben, el amiguito de Aznar, ex presidente de Endesa), si no, no es posible explicarse cómo una persona cuyo título debería hacerla defender el Estado de Derecho, miente, incrimina, insulta y desprestigia a la Justicia por no haber fallado a favor de su partido. Suma y sigue.

Salud y República

1 comentario:

Genín dijo...

Tienen un morro que se lo pisan, a ver si al final se van a hacer compañía a la extinta UCD...
Salud